religion y enseñanza universitaria en españa en el siglo xix

A inicios del siglo XX, la Iglesia católica no contemplaba en el horizonte graves modificaciones en su situación privilegiada. Pese a las desamortizaciones y revoluciones liberales del siglo XIX, el estado confesional había sido intacto. La Restauración de la monarquía borbónica, desde 1875, le abrió nuevos caminos de poder popular y también predominación y la aristocracia terrateniente y las buenas familias de la burguesía brindaron nuevos impulsos al renacimiento católico con varias donaciones de inmuebles y rentas a las congregaciones religiosas.

Caricatura sobre el papel de la Iglesia en el carlismo. Gaceta La Flaca de 1869.

Las universitarias

En España, el ingreso de la mujer a la facultad no se genera hasta finales del siglo XIX, a cuentagotas y con mucho más óbices y adversidades que los que se imponían a sus compañeros. Más allá de que habían existido salvedades como la de María Isidra de Guzmán, la primera mujer de españa en lograr el nivel de doctora ahora a lo largo del siglo XVIII, la llegada de la contemporaneidad va a ser la que acerque a las mujeres de manera masiva a las salas universitarias. No obstante, podemos destacar que a lo largo de una gran parte del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, la existencia de la mujer en la facultad de españa es minoritaria y se encuentra en ciertos estudios considerados por la sociedad como mucho más correctos para el papel que lleva a cabo en el núcleo familiar.

Hoy día las universitarias son mayoría entre los alumnos, llegando a representar el 58% de los estudiantes inscriptos en España. Del mismo modo, todos entendemos que, aun en la actualidad en las universidades hay carreras enormemente feminizadas, con una presencia masiva de mujeres cursando esos grados. Medicina, Farmacia y Veterinaria han superado desde hace cierto tiempo al 70% de alumnado femenino. Basado en estos datos debemos proponernos una secuencia de cuestiones. ¿Cuándo empieza el desarrollo de feminización de ciertas carreras universitarias? Las mujeres vanguardistas que entraron la facultad, ¿qué óbices legales padecieron para entrar? ¿Solo fueron óbices jurídicos, o asimismo de naturaleza popular y cultural? ¿Por qué razón en todo el siglo XX se ha considerado que unas ciertas carreras son en teoría mucho más capaces para las mujeres? A todas y cada una estas cuestiones intentaremos contestar a este producto.

La segunda etapa de la educación en La Dictadura

Tras la IIGM, la necesidad de gente con entendimientos tecnológicos logró que el Gobierno de Franco deba cambiar la ley. De ahí que, en 1970 se decretó la Ley general de Educación (Ley de Villar Palasí). Con esta novedosa ley se unificaba la línea de escuela y instituto, distinguidas por el estatus económico de las familias. La enseñanza obligatoria y gratis llegaba hasta los 14 años comprendidos en la Educación General Básica (Y también.G.

cristianismo

B). Tras esa primera etapa tocaba Bachillerato Unificado Versátil (B.U.P.) y Capacitación Profesional (F.P.). En el caso de estimar entrar a la facultad, era obligación efectuar el Curso de Orientación Universitaria (C.O.U.) y pasar una prueba de ingreso.

Tras la desaparición de Franco, la necesidad de un cambio en la educación era patente. Ahora en la Constitución de 1978 se le dedicó un producto al derecho a la educación. Se establece que la educación básica ha de ser obligatoria y gratis. Asimismo se hace hincapié en la autonomía de la educación universitaria. Se asigna la rivalidad didáctica a las comunidades autónomas y deja que la creación de centros académicos públicos, concertados y privados.

Deja un comentario