que religiones conviven en córdoba en el siglo 10

Córdoba es un caso de muestra de convivencia de religiones durante sus años de historia. El paso de judíos, musulmanes y cristianos dejaron su huella en la localidad andaluza transformándola en un líder histórico-artístico que te enamorará. Entre los múltiples sitios para conocer le planteamos los indispensables que no puede pasar por prominente.

1. Mezquita de Córdoba

Ubicada en una llanura espaciosa, que limita al norte con los contrafuertes de Sierra Morocha, y al sur con el río Guadalquivir, la localidad de Córdoba en España vive desde de su origen es una peculiar historia llena de instantes refulgentes. En 1984 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad en la Mezquita de Córdoba. Después, en 1994, la Organización expandió esta denominación a una gran parte del casco viejo.

Los primeros rastros de actividad humana en Córdoba son restos de toscos instrumentos de piedra, usados para apresar y pescar, y que ubican la presencia humana en el Paleolítico Inferior. Del comienzo del periodo neolítico se han encontrado extractos de cerámica que corresponden al IV milenio a. Del mismo periodo se conoce la presencia de creaciones megalíticas, manifestaciones de carácter espiritual y artístico, que prueban el mayor nivel de dificultad de la sociedad.

La mezquita de Córdoba, el bosque de columnas

La primera construcción de Abderraman I marcó la que sería la señal de identidad del grupo: las dobles arquerías sobrepuestas. Los distintos colores, blanco y almacén, se tienen que a los 2 materiales con los que estaban construidos: piedra y ladrillo. Marcó la señal pero fue «decayente». Las columnas de siguientes ampliaciones perdieron las bases. Y en la última, que prácticamente duplicó la área de la mezquita, los tonos de los arcos se pintaron –algo similar a lo ocurrido en la localidad califal de Medina Azahara–.

La sociedad de Córdoba.

Si bien ahora habían pasado 2 siglos desde la salida de los visigodos de Córdoba, a la llegada de Abderraman III, el sustrato proseguía siendo de roma y visigodo, al que se le habían ido sumando consecutivas multitud de musulmanes ciertos con diferentes prácticas. Bien lograron tener mucho más inconvenientes en medio de estos últimos, que entre árabes y cristianos propiamente. Indudablemente tras ella la búsqueda del poder económico y político, como es natural en manos árabes y no cristianas.

Pero indudablemente entre los puntos mucho más interesantes fue la rápida conversión de los visigodos al islam, populares como muladianos se materializarán en poco tiempo como el primordial conjunto popular de Córdoba. Su desarrollo de arabización llevó a la práctica desaparición de los nombres cristianos, en verdad el aspecto económico fue trascendental, debido al distinto trato fiscal entre árabes y cristianos. En medio de estos últimos hubo quien decidió no protestar a su fe cristiana y al lado de los judíos se transformaron en minorías religiosas, que se sostuvieron en el tiempo gracias a la actitud condescendiente de los líderes musulmanes.

Deja un comentario