que religion ga causado mas muertos en l mundi

Javier Fisac ​​Seco. Historiador, caricaturista y analista político. La Iglesia ha aplicado siempre y en todo momento la pena capital a sus contrincantes ideológicos y morales: sus herejes. Solo en app de esta pena, los homicidos religiosos se tienen la posibilidad de contar por centenares de miles. ¿La Iglesia ha renunciado a utilizar esta pena en alguno de sus documentos? ¿Dónde? ¿Cuándo? Si de cadáveres charlamos, señores obispos y cardenales, deberemos charlar de los millones que el clero, cuya empresa sagrada forman parte usted, asesinó, sin pausas y también infatigablemente, a lo largo de mucho más de catorce siglos. ¿Recuerdan cuántos una cantidad enorme de ellos y ellas fueron incineradas en las fogatas? ¿O cuántos fallecieron en sus peleas bajo el signo de la cruz? ¿Por dónde desean que comencemos a contar por el desenlace, la II Guerra Mundial, o por el principio bíblico, el homicidio por el que Moisés se vio obligado a escapar para reaparecer bajo la protección de su nuevo dios, Yahvé?

El clero católico que, como espectros perdidos entre las ruinas de un castillo medieval, pasea sus miserias, el voto de castidad y el de obediencia, con exactamente el mismo orgullo, insolencia y soberbia con que uno general mongol, nazi o franquista exhibe sus medallas, méritos de guerra, de todas las que cuelgan los una cantidad enorme de cabezas de sus víctimas, el clero católico, alimentado como un vampiro, con la sangre de sus fallecidos, sin el alimento del que hace siglos que habría dejado de existir; el clero católico, hijo de la crueldad bíblica, como no puede ser de otra forma en esas personas que, tras renunciar al exitación ahora la independencia de conciencia, jurando castidad y obediencia, transformando su historia en un voluntario infierno patológico, precisan sublimar estas estructurales faltas humanas por bienestares horripilantes, sadomasoquistas, usando la crueldad para calificar de asesinas a las mujeres que abortan, sin su licencia preceptiva, por el hecho de que con su licencia siempre y en todo momento han abortado a las princesas.

Corrupción y los escándalos financieros

El Centro para las Proyectos de Religión, IOR por sus iniciales, el banco vaticano, estuvo en el centro de casos de corrupción desde los años ochenta.

islam

Más allá de los sacrificios por ir hacia una mayor transparencia, el banco aún no logró adecentar su imagen: en el 2018 el exdirector Paolo Cipriani y su vicedirector fueron condenados a abonar 50 millones de euros por la mala administración de el ente.

El IOR fué acusado de ser un paraíso fiscal, impermeable a las reglas de control para evitar el lavado de dinero negro e inclusive tener relaciones con la mafia. La temporada mucho más negra está relacionada con la administración del Cardenal Marcinkus. En 1982 el banco se vio inmiscuido en un escándalo de sociedades falsas y quiebras financieras para encubrir una red criminal próxima a entornos de la extrema derecha.

¿Es Satanás el auténtico enorme malo de la Biblia?

SRH | Flickr

Este montón de gente asesinada pondría por sí a Yahvé en un óptimo sitio entre los autores de los mayores genocidios de la historia, dándose la mano con Adolf Hitler, Josef Stalin, Mao Zedong o Leopoldo II de Bélgica. No de esta forma a Satanás, a quien únicamente se le atribuyen diez fallecidos: los hijos de Job, siete hombres y tres hembras, a los que sacude con un viento mortal; y por una apuesta con Dios por ver si proseguía adorándole si se lo quitaban todo al sentirse muy desgraciado (Job 1: 1-19), con lo que la compromiso es compartida.

Deja un comentario