que relacion existe entre la religion y la filosofia

Adam B. Cohen

Facultad Estatal de Arizona

EL ORDEN LEGAL COMO INFERENCIA CONTRA LA INTOLERANCIA Y LOS PREJUDICIOS RELIGIOSOS

inciso VI, afirma la inviolabilidad de la independencia de creencia y conciencia, garantizando asimismo el libre ejercicio de los cultos religiosos, tal como salvaguardando los sitios de culto y sus liturgias. El legislador constituyente, en este sentido, siguiendo la orientación de las democracias occidentales, estableció la libre manifestación de la religiosidad intrínseca al humano, encarnando el dispositivo previo como cláusula de pétrea, principio cuyo orden es imposible cambiar o sacar sin que se manifieste una exclusiva Constitución. Según el punto VIII del mismo producto 5 de la Carta Política, “absolutamente nadie va a ser privado de derechos por opiniones religiosas o convicciones filosóficas o políticas”. De esto se desprende que la manifestación de la religiosidad es una garantía y un derecho primordial inseparable a todos y cada uno de los brasileiros y extranjeros que viven en su patria, con la asunción de la subjetividad a la decisión que cada uno de ellos puede y está en su derecho a profesar.

En este sentido, según Alexy (2008), la independencia de opiniones se arroga un derecho positivo extenso y consolidado como regla de derecho primordial, preparado como un enunciado insertado en nuestra Constitución y provocando de esta forma un enunciado normativo apoyado en una rigurosa y rigurosa sentido estructurado lista de derechos particulares de independencia.

religión

En el instante, cualquier condición que atente contra esta independencia subjetiva confrontaría de forma directa los principios escenciales que asimismo conforman los relacionados con la dignidad de la persona humana. En exactamente la misma línea, la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por las ONU, establece que:

La fe de las religiones: creencia-seguridad

Una creencia está doblegada a 2 géneros de condiciones : las condiciones enserio (la oposición entre lo verdadero y lo falso no es dependiente de nosotros, sino más bien de lo que hay con independencia de nosotros), y las condiciones de aceptación (la decisión del “sí” o del “no” de nuestra fe sí es dependiente de nosotros).

Al paso que la creencia es un tema individual que es dependiente de un juicio personal, la fe-seguridad supone un reconocimiento recíproco entre la gente, entre quien da su palabra (o inspira seguridad) y quien la recibe ( o da seguridad). De hecho, la seguridad es una relación. Esta relación puede orientarse en 2 sentidos complementarios, activo o pasivo (tener seguridad, ser confiable). En ese sentido, puede entorpecer en las condiciones de aceptación de una creencia, por poner un ejemplo, dar seguridad a un testigo sin contrastar los hechos en sí.

Deja un comentario