que es la virtud cristiana libro de religion 6

(www.conferenciaepiscopal.es) El tercer domingo del tiempo ordinario, este año el 22 de enero, la Iglesia festeja el Domingo de la Palabra de Dios. Una Día que instauró el papa Francisco el 30 de septiembre de 2019, con la firma de la Carta apostólica con apariencia de Motu proprio Aperuit illis, para dedicar un domingo totalmente a la Palabra de Dios.

Dios es la facilidad

Son 2 las pistas de reflexión que surgen del pensamiento de San Vicente: su fe y su observación de la vida de los pobres. De la Escritura recibe el mensaje primordial de que Dios es simple y se revela y se comunica a la multitud fácil (Cfr. Mt 11, 25). Hablamos de una suerte de estribillo que usa para invitar y para ir de manera directa a Dios: ‘Tender a la facilidad es caminar hacia Dios, tal como sucede con la multitud fácil – aquella del campo- donde está la auténtica fe… La auténtica religión está entre los pobres. Dios les enriquece con una fe viva: ellos creen, ellos palpan, ellos agradan las expresiones de vida… ¿Por qué razón actúan de esta forma? ¿Cuál es la causa? La fe ¿Y por qué razón? Por el hecho de que son fáciles… Por contra, la duplicidad no agrada a Dios, al tiempo que debemos tener la mirada solo puesta en Él” (SV en Marco Coglée, 25 de septiembre de 1652). Ser fáciles, ya que, es ir “derecho a Dios; es no realizar nada, sino más bien para su gloria. De esta manera golpeamos el respeto humano y nuestro interés”. San Vicente fue marcado por dado que Dios se comunica a los fáciles, los pequeños, los humildes (Cfr. CM Reglas recurrentes, cap. II, 4-5). Hete aquí el sendero para llegar a la auténtica «sabiduría del corazón», el auténtico conocimiento de las virtudes cristianas, a llevar a la práctica.

Si los pobres son sendero para proceder a Dios, hay que arrimarse con facilidad, ya que lo representan (Cfr. Enseñanza a las Hijas de la Caridad, sobre de qué forma ser útil a los enfermos y meditar en el ejemplo de Bárbara Angiboust que deseaba ser útil a los pobres y no a los enormes señores). En la enseñanza a los Misioneros, la visión es apostólica: con esta virtud ellos tocan verdaderamente los corazones de los pobres que carecen de instrucción y que tienen la posibilidad de ser conquistados para el Evangelio solo con expresiones y con movimientos muy fáciles. ¡La duplicidad, afirmaba San Vicente, es la peste del Misionero!

Virtudes Intelectuales

La virtud intelectual puede ser definida como un hábito que mejora el intelecto para generar con prontitud actos que son buenos en referencia a su objeto, es esto es, la realidad. Ya que el intelecto es llamado especulativo o práctico según se confine a sí mismo en la sola contemplación de la realidad o considere la realidad en referencia a la acción, las virtudes intelectuales tienen la posibilidad de ser clasificadas según esta doble función de la capacitad mental. Las virtudes intelectuales especulativas son la sabiduría, la ciencia y el comprensión.

  • Sabiduría es el saber de conclusiones mediante las causas supremas. De este modo, la filosofía, y especialmente la metafísica, es propiamente designada como sabiduría, al estimar la realidad del orden natural según los principios mucho más altos.

Deja un comentario