que aporte le da la religion a la ciencia

Astrónomo egresado de la UNC y sacerdote de la orden jesuita, José Gabriel Funes es directivo del Observatorio del Vaticano. En diálogo con UNCiencia, asegura que ciencia y fe se complementan para contribuir a entender ciertos fenómenos. Además de esto, cuenta de qué forma transcurren los días entre la observación de las estrellas, conjugando fe y razón.

LA RELIGIÓN CRISTIANA Y LA CIENCIA DE LA SALUD

La decisión de pensar sobre la religión cristiana es porque el 84% de los brasileiros son cristianos, según el IBGE de 2010 (AZE 2012) . Otra razón es que la religión cristiana desempeña un papel en la ciencia de la salud. Al comienzo de la era cristiana, el cristianismo se transformó en una religión medicinal con un mensaje saluso para la raza humana. En la tradición patrística, en Ignacio de Antioquía, hay un Cristo médico “físico y espiritual” enviado para evangelizar a los pobres y sanar los contritos de corazón (Lc 4, 18) (ÁLVAREZ, 2013).

La ideología de la primera era cristiana se prolonga durante la historia, y hasta la alta Edad Media, hay una fuerte creencia en el poder prodigioso del Evangelio para sanar patologías (idem, p. 23). Desde el siglo XVI, con los adelantos científicos y la Ilustración, que influyó de forma negativa en la reflexión religiosa sobre la salud, se generaron cambios en esta visión. Los teólogos, como Rudolf Karl Bultmann (1884–1976), distanciaron a la religión de la salud. Bultmann mencionó que “ahora es imposible, en el caso de patología, utilizar la medicina actualizada o de los instrumentos clínicos recientes y, al tiempo, proseguir suponiendo en el planeta de los espíritus y milagros del Nuevo Testamento” (GESTEIRA, 1991, p. 254). Con esto, los milagros de la curación comenzaron a despertar la incomodidad, requiriendo una forma de pensar científica para explicarlos.

El origen del cosmos, la vida y el hombre

El hombre sintió siempre y en todo momento la necesidad de entender la naturaleza y el origen de las cosas que le cubren, y de esta manera llegar a llevarlo a cabo asimismo del grupo de todas y cada una, esto es, del cosmos y de modo particular de la vida y de sí. En todo el tiempo estas concepciones del cosmos o cosmologías fueron mudando hasta llegar a la que contamos el día de hoy, que indudablemente cambiará asimismo en los siglos futuros. Al lado de la visión de la naturaleza del cosmos, asimismo se expone la de su origen y de qué manera llegó a ser de qué manera lo observamos el día de hoy.

Al confrontar con el cosmos, y intentar ofrecer una contestación a las cuestiones que se le sugieren sobre su naturaleza y origen, el hombre adopta múltiples puntos de vista, que el día de hoy tenemos la posibilidad de dividir como científico, filosófico y teológico. El día de hoy esos puntos de vista están aproximadamente separados, pero a lo largo de un buen tiempo estuvieron mezclados. Aún el día de hoy, pese a no ser reconocido muchas veces, estos puntos de vista se confunden en cuestiones que creen inadvertidamente las fronteras que hemos predeterminado. En lo que se refiere a estos temas, se prosiguen proponiendo cuestiones que cruzan la frontera en la filosofía y todavía en la teología y pertenecen a los campos mucho más esenciales de la relación entre ciencia y religión.

Deja un comentario