puede un catolico casarse con alguien de otra religion

Hasta recientemente, el matrimonio entre personas de distintas religiones, popular como matrimonio mixto (entre católico católico y católico no católico, ejemplo bautista o metodista) o matrimonio con disparidad de culto (entre católico y un judío, o musulmán) era algo que prácticamente jamás se daba o de lo que jamás se oía charlar. Y si se daba, se festejaba de manera segrega y en la sacristía. Pero en los últimos tiempos esto cambió. En la sociedad de la cual formamos parte mucho más abierta, cada vez son más las situaciones de matrimonios entre cristianos católicos y cristianos no católicos, y entre católicos y no cristianos. Para la Iglesia católica, lo idóneo es el matrimonio entre 2 católicos. No obstante, invita a las parejas con variedad de fe o culto a estimar los pactos anteriores que tienen que llevar a cabo en el momento en que no distribuyen exactamente la misma religión y credo, y por este motivo, entrega, como algo inusual, el permiso para festejar estas uniones maritales. En el número 1124 del Derecho Canónico se lee por servirnos de un ejemplo lo siguiente: “Está contraindicado, sin licencia expresa de la autoridad competente, el matrimonio entre 2 personas, entre las cuales haya sido mencionada en la Iglesia católica…, y otra adscrita a una Iglesia o red social eclesial que no esté en comunión plena con la Iglesia católica” (Véase,Código del Derecho Canónico, edición políglota comentada por los instructores de la Capacitad de Derecho Canónico de la Facultad Pontificia de Salamanca, Biblioteca de Autores Cristianos BAC , La capital de españa , 1983, p. 547). La licencia a fin de que un individuo católica se case con un individuo de diferente religión es conocido como “dispensa” y es dada por el obispo de la diócesis donde está la parroquia donde los novios contraerán matrimonio. La Iglesia católica no ordena a que el contrayente no católico se transforme, sino, con respeto, da la independencia al otro a fin de que prosiga llevando a la práctica su fe, pero le solicita unas condiciones de respeto igual a la fe del contrayente católico. O sea, a fin de que el matrimonio mixto o con disparidad de culto sea válido la Iglesia católica pone las próximas condiciones: · Que el contrayente católico no se sienta forzado o inducido por la pareja a dejar la fe. · Que los dos prometan que los hijos que lleguen a tener sean bautizados y educados en la Iglesia católica. · Que el contrayente no-católico conozca a que se compromete un católico en el momento en que se casa (Distribución total a imitación de Cristo, lealtad y también indisolubilidad del matrimonio) y que los dos sean instruidos sobre los puntos esenciales del matrimonio (Código de Derecho Canónico, Ed (BAC, La capital española 1983, p. 548.) Es un hecho que en los matrimonios mixtos (católico católico y católico no católico) la convivencia conyugal muestra un enorme reto por la diferencia en sus comunidades eclesiales, con lo que es positivo que haya un óptimo diálogo ecuménico entre las Iglesias con intereses a fin de que apoyen a la pareja, y de esta manera logren vivir su fe en mutuo respeto, es aún mucho más desafiante la convivencia de los cónyuges en los matrimonios con disparidad de culto (católico y no católico), en tanto que hay distintas mentalidades religiosas ahora ocasiones distintas concepciones de lo que es nuestro matrimonio, asimismo es un enorme reto y fuente de enormes tensiones llegar a un convenio sobre la forma de educar a los hijos y la fe que se les debe trasmitir y también. Estas tensiones no solo tienen la posibilidad de perjudicar a la vida de pareja sino tienen la posibilidad de llevar a la pareja ahora los hijos a caer en la indiferencia religiosa. De ahí que la Iglesia debe elaborar y atender a estas parejas de forma cuidadosa a fin de que sea la fuerza del amor, “que todo lo puede”, la que les dé un marco sólido desde el que logren conducir sus diferencias. Para reforzar en el tema: Miguel Ángel Fuentes, ¿la Iglesia admite el matrimonio mixto? Padre Heliodoro LucateroArtículo anunciado en Por tu matrimonio

Sí, se tienen la posibilidad de desposar por la Iglesia, pero…

-Hay lo que llamamos y conocemos el Sacramento del Matrimonio por la Iglesia, entre 2 católicos.

-Está el Matrimonio, asimismo Sacramento, con un hermano bautizado en otra Iglesia; donde nos reconocemos el Bautismo como cristianos, pero donde no hay una comunión plena, ni de fe ni de los sacramentos; se le llama Matrimonio Mixto (de Mezclada religión, católico con católico, los dos bautizados).

¿De qué manera se pide el permiso?

En este desarrollo, el paso inicial que los novios tienen que ofrecer es arrimarse a la iglesia que les sea correcto según el hogar de hoy del novio que sea católico. Todos y cada uno de los trámites deberían efectuarse, a menos que el sacerdote de otra parroquia conozca bien al novio católico y logre empujarlos con la administración.

Piden una plática con el sacerdote y en este primer acercamiento, los novios expresan su intención de casarse por la iglesia. El sacerdote les charlará sobre todo cuanto representa un matrimonio mixto o dispar y si los novios prosiguen firmes con el deseo de casarse por la iglesia católica, les va a dar la orientación sobre lo que es requisito llevar a cabo.

Asimismo tienen la posibilidad de existir matrimonios mixtos entre católicos y personas que profesan una religión diferente a la católica.

Para festejar un matrimonio mixto es requisito el permiso expresado por las autoridades eficientes, esto es, el obispo.

A fin de que un matrimonio mixto tenga validez eficaz, debe existir tres condiciones establecidas por el Código de Derecho Canónico que se cuentan en el número 1125.

Deja un comentario