postura de los maestros de la sospecha ante la religion

(A propósito del libro de Raimundo Cuesta Verdades sospechosas. Religión, historia y capitalismo. La capital de españa, Visión Libros, 2019).

Verdades sospechosas es esencialmente un ensayo de antropología cultural que se enfoca en entre los elementos constitutivos de las sociedades humanas, la religión, y que se embalsa, en cinco episodios y 293 páginas, con 2 hilos conductores entretejidos , la historia del pensamiento y la sociología. La primera representada por los, en expresiones de Paul Ricoeur, tres enormes profesores de la sospecha contemporáneos (Marx, Nietzsche y Freud) y la otra por 2 vanguardistas de la sociología (Durkheim y Weber) y un intelectual complejo, obscuro y también inclasificable (Benjamin) ), a los que se añade la aportación de Bloch, pensador de la utopía, marxista y también inspirador de ciertas teologías de la liberación actuantes en el siglo XX y que sirve de puente entre el objeto de estudio (la religión/utopía) y las herramientas para abordarlo (pensamiento crítico). Siete enormes pensadores, ya que, que han construido herramientas para investigar, entender y reforzar las distintas facetas que muestra un fenómeno tan poliédrico y importante desde muy diversos puntos de vista, no en todos los casos complementarios, y que proveen al creador un extenso fantasma de ideas y recomendaciones en las que fundamentar su reflexión.

¿Quiénes son los profesores de la sospecha y por qué razón han recibido este nombre?

La filosofía de la sospecha está representada por tres de los intelectuales mucho más consagrados de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, como lo fueron Marx, Nietzsche y Freud, cuyos trabajos, a fácil vista , parecieron completamente distintas, pero que en el fondo, presentaron una iniciativa afín hacia las deficiencias de la noción del sujeto, analizado por cada uno de ellos desde una observación crítica teniendo en cuenta el ambiente popular del que fueron presentes, al unísono que van sostener sus indagaciones en las áreas de estudio donde desarrollaron sus trabajos.

El origen del término brotó merced a una expresión del pensador francés Paul Ricoeur, que la acuñó en su libro Freud: una interpretación de la civilización, anunciado en 1965. Según este artículo, la relación entre Nietzsche y Freud, sin olvidar las ideas de Marx, es el acompañamiento para desechar los planteamientos que había efectuado la filosofía actualizada en lo que se refiere a las opiniones y también idóneas que fundamentaban la sociedad humana hasta esa temporada, que, según con estos tres pensadores, eran controvertibles y sospechosos, para acabar en relación la conciencia del sujeto era un constructo falso.

El procedimiento socrático

El propósito de la mayéutica es llegar a la realidad a través de el diálogo.

Los escritos mucho más populares por los que se conoce el pensamiento de Sócrates son los diálogos platónicos. Estos consisten en una secuencia de cuestiones y respuestas entre el pensador y los estudiantes. A este diálogo de cuestiones y respuestas se le llama el procedimiento socrático o mayéutico y se le usa hasta esta época.

Deja un comentario