porque esta prohibido hablar de religion en los foros

Buenos Aires, Argentina… En la sede del Gobierno de la Localidad de Buenos Aires, mucho más de ciento cincuenta personas se brindaron cita para formar parte del acontecimiento esperado por líderes de distintas instituciones y religiones. Se habla del Foro de discusión Sudamericano de Independencia Religiosa ordenado por la Asociación En todo el mundo de Independencia Religiosa (IRLA) y el Consejo Argentino para la Independencia Religiosa (CALIR) que reúne a representantes de Brasil, Uruguay, Chile, Perú, Argentina, Ecuador, España y USA.

No fotografía ni vídeo

Aspecto de La creación (1511), de Miguel Ángel Buonarroti. Fotografía: Getty Images

En la década de los 80, el Vaticano emprendió un emprendimiento multimillonario para volver a poner los murales de Miquel Àngel. Según se estimó en el instante, la compañía tomaría, por lo menos, 14 años de trabajo duro de restauradores, historiadores del arte y especialistas en logística por igual. Aparte de ese esfuerzo colectivo, la institución abrió una convocatoria a múltiples corporaciones internacionales para contribuir a la financiación.

Existen muchas musulmanas que deciden no usar el hiyab, pues precisamente es dependiente de la interpretación que cada una tenga sobre el Corán. ¿Por qué razón decidiste no usarlo?

«La práctica activa del Islam llegó a Kirguizistán tras la caída de la Unión Soviética. Evidentemente, había gente que lo practicaba antes, pero eran castigados si los descubrían. Mis progenitores, por servirnos de un ejemplo, que nacieron en tiempos de Lenin, no son religiosamente activos. No obstante, desde mi generación singularmente hace unos 5 o 7 años, el Islam fue cobrando relevancia. Yo soy religiosa pero no activa. Creo en Allah, y en nuestro Enorme Profeta Mahoma, pero no leo namaz todos y cada uno de los días. Para mí es más esencial rezar a mi modo y charlar con Allah no solo a lo largo del horario particularmente designado para llevarlo a cabo, sino hablo con Él en el momento en que siento la necesidad. Como otros musulmanes activos, no empleo el hiyab ni el velo por mi forma de meditar. Pienso que lo esencial es opinar con el corazón, no con la ropa. A lo largo de bastante tiempo pensé que las mujeres que usaban hiyab eran verdaderas seguidoras del Islam, al paso que las que no lo empleábamos éramos las llenes huelgas. Tras bastante ver, me percaté de que estas mujeres no eran perfectas o libres de errores, puesto que muchas usan el hiyab como una máscara para ocultar su auténtica cara. Por poner un ejemplo, en Estambul entré en choque al notar a estas mujeres «perfectas» fumando en áreas públicas sin sentir si bien sea algo de vergüenza. Yo pensaba que estas mujeres eran un modelo a proseguir para nosotros, pero no obstante asimismo tienen un fallecido en su alacena. Entonces, estos descubrimientos me persuadieron aún mucho más a ser una mujer habitual a estas fieles que no coinciden con sus acciones.»- Meerim, Kirguizistán

Con Meerim en Kirguizistán

Deja un comentario