por que la mayoria de las religiones hanadoptado el fundamentalismo

Es ineludible ocuparnos nuevamente de los perturbadores hechos de Irak referidos a las acciones de un conjunto de terroristas que expone crear un Estado islámico y erigir un califato en la zona. La horrible opresión de los integrantes de otros cultos y los homicidos selectivos de cronistas perpetrados en la mitad de una espeluznante cobertura mediática ponen, de nuevo, encima de la mesa el tema del fundamentalismo como una visible humillación de los sentimientos religiosos y una vigorosa fuente de crueldad en el planeta contemporáneo.

“Fundamentalismo” es una expresión que inicialmente se usó para detectar un movimiento espiritual católico que apostaba por una lectura literalista de las Escrituras y que se mostraba intolerante con otras ediciones del cristianismo. Con el pasar de los años, esta expresión pasó a designar toda concepción integrista de la religión, una visión que pone al propio credo en una situación de privilegio en relación a otros cultos y que se señala nuestra ética religiosa como la única adecuada y determinante. Sucede entonces que, frente nuestra entendimiento de lo divino y de la verdad trascendente, el resto religiones tienen que considerarse caminos errados y espiritualmente riesgosos, al unísono que hace aparición el legado “secularista” y “laicista” de la modernidad como un fenómeno cultural intrínsecamente perdido y perverso. En las ediciones mucho más radicales –como en la situacion que el día de hoy mencionamos– la embrutecida doctrina religiosa se transforma en matriz y pauta de la ley, tal como de la composición política de la sociedad, con lo que debe asesorar la vida íntima de sus elementos sin mitigantes ni salvedades.

Una observación al panorama de hoy

El análisis efectuado hasta la actualidad se ha apoyado fundamentalmente en la experiencia fundamentalista de las tres religiones de mayor alcance: cristianismo, judaísmo y también islam. Esto en razón de que su evolución puede tomarse como referente asimismo para otros fundamentalismos religiosos: las tres son monoteístas, mesiánicas y proféticas, con lo que es viable efectuar un análisis general del tema desde sus especificaciones. Además de esto, reaccionan en oposición al emprendimiento moderno, tal como la occidentalización de la civilización y los valores.

religión

El fundamentalismo espiritual que aparece como reacción manifiesta en las proposiciones de la Modernidad procura situar a la religión como la única y también inamovible forma de integrar la vida en sociedad. Esto, basado en valores transformados en verdades absolutas o dogmas. En este sentido, la lectura así de los contenidos escritos bíblicos procura representar un retorno a las raíces históricas de las sociedades, apostando por salvar la tradición y la identidad de los pueblos.

Hoy día, el fenómeno fundamentalista sostiene la esencia de su origen: fomentar desde un posicionamiento políticamente conveniente y legítimo, su alegato de arremetida contra las proposiciones modernas y los derechos y libertades que la Modernidad va representar en múltiples aristas de la sociedad. No obstante, no se tienen la posibilidad de denegar las diferencias en las maneras de manifestarse hoy día. En USA, por poner un ejemplo, se puede ver un fundamentalismo protestante que tiene partidos. Este caso en particular pertence a los ejemplos de la coexistencia que hoy en día se genera tendencialmente entre fundamentalismos y sociedades modernizadas. Si bien estos defienden los valores habituales, están socios a las prácticas de la sociedad actualizada.

Deja un comentario