personas.comque no creen ni en dios.comni religion

La Segunda encuesta nacional sobre opiniones y reacciones religiosas en Argentina, efectuada por el CONICET, declara que la fe en Jesucristo y en Dios ha caído prácticamente un diez%, en comparación con lo que se vio en la primera encuesta, en 2008 Esto no significa que el cristianismo se haya empequeñecido tanto, pues Jesucristo (con 82,5%) y Dios (con 81,9%) prosiguen siendo las primordiales entidades de creencia en 2019. Pero lo que ha incrementado fue la creencia en la astrología (escaló de 25,9% a 33%) y, en especial, a la energía, que pasó del 64,5% al ​​75,9%: 11,4 puntos de alza.

Fortunato Mallimaci, doctor en sociología de la religión y ex- decano de la Capacitad de Ciencias Sociales de la Facultad de Buenos Aires, pertence a los directivos de la encuesta. “Venimos haciendo un trabajo transversal y horizontalmente estos temas con conjuntos que estudian catolicismo, judaísmo y otros; y vimos que bastante gente charlan de la energía, que la procuran, que la precisan”, afirma. “La energía es un significante esencial para una mayoría de la gente y al tiempo cada uno de ellos lo resignifica según la crónica de vida, el conjunto popular o las vivencias. Es un término extenso que no entra en contradicción con las opiniones religiosas y que comprende a quienes comentan que no tienen ninguna religión”.

¿Qué es el ateísmo?

Tiene por nombre ateísmo, dicho de forma muy sencilla, a la no creencia en ningún género de dioses o deidades. Hablamos de la negación de las religiones, los actos sobrenaturales y la vida ultraterrenal, con lo que comúnmente se le contrapone al teísmo. Quienes suscriben esta sepa de creencia son llamados ateos.

El ateísmo es bien difícil de determinar y clasificar en términos absolutos, puesto que no hay ningún consenso en relación a cuándo se comienza a opinar y cuándo no, o qué requisitos se precisan para adscribir al ateísmo. De ahí que, es usual que lo considere similar al agnosticismo, si bien no sean precisamente lo mismo.

¿Dios como tres?

La iniciativa cristiana de la trinidad divide a Dios en tres entes separados: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santurrón (Mateo 28:19).

Esto contraría al Chemán, la base de la creencia judía: «Escucha Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor es UNO» (Deuteronomio 6:4). Los judíos declaran la unicidad de Dios cada día, escribiéndola en los marcos de sus puertas —las mezuzot—, y ligándola a sus brazos ahora sus jefes —los Tefilin—. Esta aseveración de la unicidad de Dios son las primeras expresiones que se le enseñan a un niño judío, y las últimas expresiones que se dicen antes de su muerte.

Deja un comentario