papa francisco a los alumnos de clases de religión católica

La “gamificación” en el sala de Religión va a ser entre los temas tratados en el III Congreso del Profesorado de Religión Católica que se festejará en Granada los días 19 y 20 de noviembre

Estudiar jugando o jugar mientras que se aprende, las dos cosas suenan igualmente bien. Y o sea lo que están logrando en un centro de Partida (Granada), en la asignatura de Religión. Sí, en la asignatura de Religión Católica, que lejos de ser la maría y la cenicienta entre las materias del curso, esta vez va por enfrente en innovación pedagógica y, hay que decirlo asimismo, en desenlaces. En este centro bastetano llevaron la “gamificación” al sala y compiten con otros institutos de toda España, mientras que aprenden Religión de manera muy motivadora. La última vez que compitieron, participaron mucho más de 8000 estudiantes de Religión Católica, de sobra de 20 provincias, en un Kahoot intercentros.

El descubrimiento de tumbas sin marcar en el Alcatraz de Canadá

El horror de estas academias volvió a ocupar las primeras llanuras hace precisamente un año, en el mes de julio de 2021, en el momento en que la tribu Penelakut de Columbia Británica anunció que había encontrado 160 tumbas «indocumentadas y sin marcar» en las islas del golfo sur de la provincia, donde había sido instalada una escuela residencial famosa como el Alcatraz de Canadá.

El hallazgo se sumaba a 1.000 tumbas mucho más sin marcar que habían sido halladas entre mayo y julio en los viejos internados de esta provincia y de Saskatchewan.

Lección de vida

“Qué bonito sería si como fruto de este trabajo, cada alumno, cada padre, cada profesional que trabaja en la escuela, pudiese decir que en su escuela siempre y en todo momento se ha oído cuenta. Mucho más bonito sería aún, que en el final de sus días estas personas tengan la posibilidad de decir que en su escuela aprendieron esta lección de vida, y que desde ese momento en el momento en que se han que viene dentro en un conjunto, comenzaron un trabajo o han formado el su familia, han sentido la necesidad de crear relaciones desde esa cultura del precaución”, ha insistido.

Y ha añadido antes de despedirse y soliciar que recen por él: “Qué bien nos haría a todos si, pese a nuestras deficiencias, nuestras sociedades se fuesen conformando en la compromiso, asumiendo que alguno de nosotros, con estos pequeños movimientos rutinarios aprendidos en la escuela y en la vida tienen la posibilidad de ayudar en la edificación de todo el mundo que Dios nos ha pedido proteger, y que el único requisito es que seamos capaces de trabajar juntos”.

Deja un comentario