la religion y su influencia en el ser humano

En alguna ocasión me preguntaba si la religión es buena o mala, con el pasar de los años me dije ni lo uno ni lo otro. Los humanos, por norma general, acostumbramos a culpar a las instituciones de varios de nuestros males, pero olvidemos que estas instituciones fueron construídas por necesidad y son manejadas por humanos, esto es, si son buenas o malas es simplemente culpa nuestra y no culpa de la institución en sí. Esta iniciativa asimismo se puede utilizar a hombres de negocios, banqueros, políticos, científicos, militares, etcétera. Con unas mucho más y otras menos, todas y cada una ellas sirven de herramienta para cometer abusos de poder, enriquecimiento ilícito, ejercer algún género de dominio sobre la sociedad, etcétera.

CONTEXTO HISTÓRICO DE LA LIBERTAD RELIGIOSA EN EL ORDEN JURÍDICO BRASILEÑO Y LOS ASPECTOS INTRÍNSICOS RELACIONADOS CON LA INTOLERANCIA Y EL FONO la fuerte presencia de la religión colonizadora. Más allá de que la esclavitud africana, desde el siglo XVI, contribuyó al surgimiento de un sincretismo entre la religión católica cristiana y las de origen africano, la fuerte predominación dominante del colonizador fue bastante para sostener las primordiales peculiaridades de su religión hegemónica, como la una parte de un emprendimiento de poder alineado con las activas del sistema de prácticas mercantilistas de una burguesía ávida por la acumulación de riqueza, introduciendo una parte del sistema legal y de la vida popular, política y económica, estableciendo una aproximación entre religión y Estado.

La integración de Estado y también Iglesia, propia del absolutismo y que tuvo su expresión en Portugal en el Patronato, transformó al Rey en Enorme Profesor de la Orden de Cristo, con el ascenso de todo el clero secular: curas, vicario y obispos. La unidad de conciencia y acción política, que se procuraba, repercutió en Brasil desde el momento en que la metrópoli inició el desarrollo de consolidación del dominio, esto es, desde el Gobierno General. (WEHLING y WEHLING, 2005, p. 82)

Im  Reportaje Los Aztecas

La religión es el contacto del humano con el “mucho más allí”, y generalmente lo asociamos a un ser o alguna fuerza superior. Se puede entablar que la religión siempre y en todo momento fué una incesante en todas y cada una de las maneras de llevar a cabo localidad. La temporada prehispánica en México no está extraña a lo planteado, puesto que a lo largo de esa temporada existían múltiples pueblos con distintas opiniones que no solo condicionaron el accionar y acciones de la gente sino más bien asimismo la construcción de sus asentamientos.

Este artículo se enfoca en reseñar el reportaje “Los Aztecas”, el que está dividido en tres episodios: a) el primero se enfoca en el origen de los aztecas; b) el segundo detalla la narración de la tierra prometida y la travesía que tuvieron para llegar a este lugar: y, c) concluye la serie con un capítulo donde se ahonda sobre las herramientas, armas y tácticas que transformó los aztecas a el imperio de la guerra. Cabe aclarar que esta reseña se enfoca en la relación entre la religión y el surgimiento de Tenochtitlan y de qué manera sus opiniones influían en la morfología de las ciudades.

Deja un comentario