la religión es un hecho insignificante en la cultura

“Un caserón de 12 habitaciones se permite aplicando 2 a tres fragmentaciones por cada cuarto, en proporción a la área libre.”

Es un viejo tópico, ahora sabéis. Desde el momento en que los dueños del capital y del poder económico disponen, a su gusto, del trabajo alienado de quienes lo ejecutan, de sus cuerpos y de sus ánimas, como se debe a la cosmogonía aplicada por medio de la ejecutoria administrativa del poder, aliado a la religión que le ha servido y aún le sirve de coartada escatológica, el lucro de la pobreza extraña resulta un jugoso y persistente emprendeduría.

Lectura del beato Evangelio según San Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo Jesús y sus acólitos se fueron de la montaña y atravesaron Galilea; no deseaba que absolutamente nadie se enterase, por el hecho de que iba instruyendo a sus acólitos. Les afirmaba: “El Hijo del hombre se entregará a manos de los hombres y lo matarán; y, tras muerte, tras tres días resucitará.” Pero no comprendían aquello, y les daba temor hacerle una pregunta.

Llegaron a Cafarnaún y, una vez en el hogar, les preguntó: “¿De qué discutía por el sendero?” Ellos no respondieron, ya que por el sendero habían discutido quién era lo más esencial. Jesús se sentó, llamó a los 12 y les ha dicho: “Quien desee ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” Y, aproximando a un niño, lo puso en la mitad de ellos, el abrazó y les ha dicho: “Quien acoge a un niño como este en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino más bien al que me ha enviado.

“No da ni para Piñericosa”

–¿De qué manera ves a los jóvenes que han asumido el mando?

–En el momento en que lo que te planteas a fundar el país desde el princípio, la primera cosa que haces es injuriar el pasado.

cristo

O sea lo que hicieron los militares en el momento en que brindaron el golpe contra el gobierno de Salvador Allende. Solamente les tomó media hora traspasar el odio contra Allende, en toda la república previo. Y se publicaron a estimar refundarlo todo. Esta generación llegó con una actitud afín, en el momento en que no han inventado la rueda y todo no partió con ellos. Es muy especial lo de sospechar que nada de lo previo es apreciado. Tarde, ahora en el gobierno, fueron rectificado esta actitud, afortunadamente. Francamente, los primeros veinte años de la Concertación son el periodo mucho más refulgente de la crónica de Chile, y los treinta asimismo. Injuriar este periodo es una estupidez y no haberlo defendido es una cobardía.

Deja un comentario