la religión entre los íberos hasta dónde podemos llegar

La crónica de España tiene bastantes sitios oscuros y extraños y entre los mucho más nublosos se ajusta a sus orígenes. El origen de los pueblos que poblaron la Península Ibérica (nombre que vine del río Iber, el presente Ebro), y se asomaron por vez primera a los contenidos escritos escritos, es todavía tema de muchas polémicas. Ahora formaban una parte de la Historia con mayúsculas esos que nos visitaron cientos e inclusive una cantidad enorme de años antes del advenimiento católico como los fenicios, helenos o cartagineses, y fueron ellos los que nos introdujeron en la historia redactada en través de pasajes que se recreaban en las prácticas y mitos de la multitud de estas tierras.

Lamentablemente, y por contra, nuestros ancestros ​​no tuvieron a bien dejarnos una enciclopedia temática para entender intensamente sus etnias y de esta forma paseamos, dándonos cabezazos contra los muros para desentrañar todo cuanto fue y jamás mucho más va a ser. De esta forma sucede, por poner un ejemplo, con entre los pueblos mucho más conocidos de la antigüedad peninsular y el primero que recogen de manera histórica los contenidos escritos de helenos y romanos, los íberos.

El Puig de la Nave de Benicarló, el Puig de la Clemencia, el Perengil en Vinaròs y la moleta del Remei en Alcanar.

<p id="caption-attachment-6616" Puig de la Nao. Benicarló.

El Perengil . Vinaroz.

Jaen territorio íbero y de roma, un destino idóneo para el turismo cultural.

Juego de inconvenientes en el Pati dels Amors de Càstul. Un lugar con mucho más de 1500 años de historia que se transforma en salón de recitales de música moderna. ©Iñigo Pedrueza.

Jaen es un destino ideal para todos los que procuran cultura y arte, con Ubeda y Baeza como estandartes de su Patrimonio de la Humanidad en la lista de la UNESCO, y naturalmente gastronómico. La provincia de Jaén se asocia, y con razón, al olivo y el aceite. Sus 64 millones de olivos hacen de esta provincia de Andalucía la mayor región de producción mundial de aceite de oliva. España tiene muchas provincias y zonas de producción y Jaén es de las mejores sin ningún género de dudas. De aceite de oliva pero, más que nada, de AOVE, aceite de oliva virgen plus, el más destacable, el que debemos emplear sin restricción ni precaución. Pero dejamos el óleo para otro producto, que marchamos por las lomas de Úbeda. Como ven no hay forma, en Jaén hay tanto que ver, Úbeda y sus lomas incluida, que es muy simple dispersarse y perderse por sus masías, dehesas y ciudades patrimoniales. Sin charlar de su gente, próxima, trabajadora y abonada en muchas luchas.

Deja un comentario