la religion en la antiguedad y en la actualidad

Voces. Jose María Castell. El popular historiador de la civilización religiosa de la Antigüedad, el instructor Peter Brown, en su reciente y popular estudio sobre la riqueza y la construcción del cristianismo en Occidente (Por el ojo de una aguja, Barcelona, ​​Penya- segado, 2016), ha estudiado pausadamente y intensamente de qué manera se causó el enriquecimiento asombroso de la Iglesia primitiva en los años en los que se vivió mucho más intensamente la transición de la Antigüedad a la Alta Edad Media. Concretando mucho más –a juicio del mencionado Peter Brown– hablamos de los años que transcurrieron desde finales del siglo IV hasta principios del siglo VI.

Por ese momento se causó un fenómeno de unas secuelas inpensables. Evidentemente, la Iglesia dejó de ser “un ejército de desheredados”, como lo había sido en los siglos II y III (Y también. R. Dodds). Pero el paso definitivo consistió en que esa Iglesia, que se enriquecía con destacable velocidad, supo armonizar la riqueza económica con la espiritualidad. Esto es, desplazó al cristianismo desde el Evangelio hasta transformarlo en “pura religión” (cf. Max Horkheimer). Como señala el instructor Brown, quizás se puede decir que de esta manera «los budistas y los cristianos quizás han encontrado la forma de llegar a una solución común».

Filosofía de la Edad Media

La filosofía medieval procuró, durante sus mil años de duración, conseguir una síntesis entre las distintas tradiciones de pensamiento que heredó, como son la cristiana , la judía, la islámica (por contagio) y la procedente de la Antigüedad Tradicional.

Por la predominancia cristiana en la civilización medieval, la mayor parte de los autores escenciales de la Antigüedad, como Platón, Sócrates o Aristóteles, fueron inalcanzables por la censura y la prohibición de las influencias “paganas”. Paradójicamente, varios llegaban por traducciones musulmanas, ya que la civilización árabe se encontraba mucho más abierta a influencias del pasado.

Ejemplos de reglas religiosas

Ciertos ejemplos de reglas religiosas de distintas religiones son:

  • No engañar.
  • Emplear un velo o “hiyab” para contemplar la cabeza y el pecho de las mujeres musulmanas.
  • La oración o suplico en la divinidad superior, tanto para soliciar para agradecer.
  • No comer carne roja en ciertos días sagrados como símbolo de respeto a Jesucristo.
  • No hurtar ni matar.
  • Asistir al prójimo.
  • No consumir substancias tóxicas que logren nublar la cabeza.
  • No decir blasfemias o insultos al prójimo.
  • Bautizar a los pequeños como liturgia de purificación y también iniciación al cristianismo.
  • No cometer actos impuros o errores de índole sexual.

Símbolos

Los símbolos son los elementos mucho más atrayentes de las religiones, por el hecho de que además de su lectura explícita cierran ciertos puntos que podrían ser clasificados como herméticos. Según el diccionario de símbolos de Jean Chevalier y Alain Gheerbrant, por poner un ejemplo la cruz, que en el cristianismo representa la crucifixión de Jesús, asimismo es un símbolo universal encontrado en otras etnias viejas y, entre otras muchas cosas, significa la relación del círculo con el cuadrado tal como los 4 elementos y las 4 unas partes del planeta.

Entre las peculiaridades religiosas, más que nada en referencia a las considerables religiones, es que todas y cada una tienen libros sagrados que poseen la palabra de Dios revelada a los hombres mediante algún profeta, y que, además de ciertos enseñanzas y explicaciones, en esencia forman un código de conducta. De esta manera, para los judíos están la Torá y el Talmud, para los cristianos la Biblia en su integridad, para los mahometanos el Corán y para los hinduistas los Vedas. Del mismo modo, en las primordiales religiones de todo el mundo hay distintas contenidos escritos épicos que detallan ejemplos a proseguir.

Deja un comentario