la reina margot las guerras de religión en francia

Publicada en 1845 por Alejandro Dumas, “La Reina Margot” forma el primer volumen de esta trilogía de los Valois, cuyo tema central es el de las guerras de religión que vivió Francia a lo largo de la segunda mitad del siglo XVI, y que completan “La dama de Monsereau”(1846), que ciertas ediciones han traducido como “Chicot el bufó” y al final, “Los 40 y cinco”(1847). Se piensa que Dumas no llegó a redactar (o a divulgar) una cuarta parte volumen, que, a evaluar por las narraciones precedentes, quedaría pendiente, ya que en él se trataría del fin efectivo de la dinastía real, con los homicidos del Duque de Guisa (solicitado por el rey) y en verdad, de Enrique III en 1589, a manos del fraile Jacques Clemente, personaje que tiene una corto aparición en la novela “Los 40 y cinco”.

Alejandro Dumas fue acusado de “violar” la historia y se cuenta que respondió: “la violo, sí, pero genero preciosas criaturas”; ciertamente, Dumas es un enorme novelista de aventuras históricas, que se pasa la historia por la que sea preciso para ordenar una excelente trama literaria. La acción tiene un ritmo irregular, en ocasiones sincopado, alternando instantes trágicos con otros hilarantes, instantes de fuerte acción con otros mucho más relajados donde el diálogo dirige la atención del lector por otros caminos; en otras ocasiones la alternancia se da entre individuos, cuya actividad y cometido está en una ubicación diferente, tanto en espacio como en tiempo. En ocasiones se relatan acciones paralelas en espacios diferentes. Grupo de novelas, más que nada, de aventuras históricas, la trilogía exhibe magníficamente el talento literario de Dumas, enorme admirador de sir Walter Scott, y pinta una temporada de Francia donde las intrigas y las luchas por el poder tienen la posibilidad de equipararse a las permanentes conspiraciones italianas de exactamente la misma temporada.

Las Guerras de Religión

Las llamadas Guerras de Religión dañaron (y arrasaron) a Europa desde la aparición del protestantismo hasta el desenlace de la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) .

cristianismo

Puede considerarse la Paz de Westfalia de 1648 como el objetivo de estos enfrentamientos y la separación determinante entre católicos y protestantes.

A lo largo de mucho más de un siglo (Luter publicó sus proposición en 1517 y fue excomulgado en 1521) se generaron multitud de enfrentamientos pero quizás los mucho más trágicos sucedieron en Francia. El protestantismo había entrado a través de Calvino, pero el panorama cambió tras la trágica muerte del rey Enrique II. El monarca murió en un torneo de celebración de la ansiada paz con España, la Paz de Cateau-Cambrésis (1559). Esta paz era la que debía frenar la expansión protestante en el país galo, pero todo sucedería de manera trágica. La inestabilidad provocó hasta ocho guerras entre 1562 y 1598, en el momento en que la Paz de Vervins trajo, al fin, la pacificación religiosa a Francia, que se plasmaba en los productos y decretos del Edicto de Nantes.

Deja un comentario