la aportes de las ciencia positivas a la religion

Desde la Ilustración, la ciencia y la fe – entrega caminos recurrentes para lograr conocimiento – se vieron divorciadas y constituidas como realidades discordantes que se oponen poco a poco más. El positivismo, más que nada desde la filosofía de Auguste Comte, ha buscado métodos propios que antes eran prerrogativas de nuestra creencia religiosa, erigiéndose en verdad, como modo de ingreso a la verdad, mucho más aún, como el única forma viable. Es en esta visión donde el pensamiento de John Henry Newman ayuda a aclarar el sitio propio de la ciencia efectiva en relación a la fe religiosa. El pensador oxoniense muestra una visión simpática entre la creencia religiosa y la ciencia efectiva, otorgándole alguna plausibilidad al hecho de admitir los dos géneros de conocimiento como realidades distintas pero no distantes.

El artículo que aquí se muestra busca equilibrar esta progresiva escisión, para ofrecerle la justa medida a los dos caminos –el de la ciencia y la fe– como medios válidos de lograr conocimiento. Con esto se quiere patentizar que en temas de fe religiosa nos encontramos en una manera diferente de entender, pero no de ahí que charlamos de un sendero menos válido, ni de segundo orden. El contexto de esta problemática recomienda investigar la obra del cardenal inglés especialmente su trabajo que se titula An Essay en Aid of Grammar of Assent del año 1870, para admitir los postulados que validen lo que aquí, de manera concisa, hemos señalado.

El Dios constructor del Islam

En la tradición judío-cristiana obtenida asimismo por el Islam podemos encontrar una novedad en relación a las concepciones de las tradiciones orientales consistente en la concepción completamente monoteísta y trascendente de un solo Dios que se revela en la historia y que es el constructor del cielo y la tierra, esto es, de todo cuanto existe. El pueblo judío realiza esta concepción de Dios y de todo el mundo en sus escritos contenidos en los diferentes libros de la Biblia. Estos escritos admitidos en la Biblia cristiana son la base de una posterior elaboración acorde con la fe cristiana. Asimismo sirven de base en la concepción de Dios constructor del Islam. La relevancia de esta tradición es grande, en tanto que la ciencia actualizada nace en el contexto católico de occidente y también influyó su concepción de todo el mundo como diferente a Dios y desarrollado por él.

Un factor clave en el nacimiento de la ciencia actualizada es la iniciativa de un nuevo modelo cosmológico heliocéntrico que reemplazará al geocéntrico, vigente desde la antigüedad y elaborado por los enormes astrónomos helenos. Este modelo cosmológico geocéntrico amoldado al pensamiento católico produjo la imagen del cosmos vigente a lo largo de toda la Edad Media.

Deja un comentario