influencia de la religión a principios del siglo xx

En el momento en que se piensa sobre las tendencias que las tradiciones religiosas detallan de cara al siglo XXI, no puede dejarse de lado la figura de Converses Taylor. El instructor Hables Taylor, pensador canadiense que a lo largo de prácticamente medio siglo ha defendido que inconvenientes como la crueldad o el fanatismo espiritual solo van a poder resolverse teniendo en cuenta las dimensiones secular y espiritual de la sociedad.

CONTEXTO HISTÓRICO DE LA LIBERTAD RELIGIOSA EN LA ORDEN JURÍDICO BRASILEÑO Y LOS ASPECTOS INTRÍNSICOS RELACIONADOS CON LA INTOLERANCIA Y EL FUNDAMENTALISMO

. Más allá de que la esclavitud africana, desde el siglo XVI, contribuyó al surgimiento de un sincretismo entre la religión católica cristiana y las de origen africano, la fuerte predominación dominante del colonizador fue bastante para sostener las primordiales especificaciones de su religión hegemónica, como la una parte de un emprendimiento de poder alineado con las activas del sistema de prácticas mercantilistas de una burguesía ávida por la acumulación de riqueza, introduciendo una parte del sistema legal y de la vida popular, política y económica, estableciendo una aproximación entre religión y Estado.

La integración de Estado y también Iglesia, propia del absolutismo y que tuvo su expresión en Portugal en el Patronato, transformó al Rey en Enorme Profesor de la Orden de Cristo, con el ascenso de todo el clero secular: curas, vicario y obispos. La unidad de conciencia y acción política, que se procuraba, repercutió en Brasil desde el instante en que la metrópoli inició el desarrollo de consolidación del dominio, esto es, desde el Gobierno General. (WEHLING y WEHLING, 2005, p. 82)

Relaciones de El país nipón con occidente

El país nipón cerró sus fronteras a lo largo de mucho más de 2 siglos a toda predominación occidental, puesto que el shogunato ( gobierno militar) en el siglo XVII consideró las metas cristianas establecidas por los nautas portugueses desde 1549 como un plan para la invasión militar.

Este bloqueo continuó hasta el siglo XIX, en que El país nipón se incorporó al planeta moderno, derogó el régimen feudal y asimiló varias prácticas y también instituciones republicanas occidentales, cuyo resultado fue llevar El país nipón a transformarse próximamente en una capacidad mundial con ánimos imperiales y, por consiguiente, a formar parte en las varias guerras del siglo XX.

Deja un comentario