influencia de beata teresa de calcuta en la religión

En el deseo de estudiar el tema sobre la mujer, pienso que el 26 de agosto de 1937 la Madre Teresa de Calcuta toma los votos religiosos. Pasó el tiempo desde el instante en que murió la que, en los últimos tiempos, logró viajes por el planeta, llevando su voz de humildad, el voto espiritual a favor de los pobres, como no era viable ver en nuestro tiempo. Rememorar en este momento es procurar apreciar su legado; desde ese rincón lejano donde en este momento descansa en Asia, es imposible ignorar la obra que logró mientras que vivió, las de caridad son ejemplo para todos.

La cara esconde de la Madre Teresa de Calcuta.

En vida recibió donaciones equivalentes a decenas y decenas de millones de dólares estadounidenses para sus centros de salud –a los que acostumbraba a llamar “viviendas para enfermos”–, pero según consta en multitud de demandas, la mayoría de estas donaciones iban a parar al Vaticano, dejando a los enfermos en condiciones lamentables, sin fármacos ni cuidados. Un análisis de la Facultad de Montreal, en Canadá, escribió un nuevo capítulo sobre esta mujer.

Los médicos clasificaron estos sitios como “viviendas de la desaparición” o “morgas”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió demandas de que estos sitios eran puntos fértiles para las epidemias. Una exvoluntaria llegó a relatar que eran primordiales aun las aspirinas para realizar algo mucho más llevadero el mal de los enfermos.

Madre de amor

.

Consiguió decenas y decenas de premios, entre ellos el Nobel de la Paz en 1979 y el mucho más prominente galardón civil de la India, el Bharat Ratna en 1980, por su tarea humanitaria.

Su trabajo con los mucho más necesitados

Para 1950 ahora tenía el permiso del Vaticano para abrir su congregación, a la que llamó las Misioneras de la Caridad, el trabajo de la que se enfoca en «querer y cuidar de esas personas que absolutamente nadie se encontraba listo para proteger”.

En 1965, esta congregación se volvió una Familia Religiosa En todo el mundo por decreto del papa Pablo VI.

a una figura admirada

Ignacio Aréchaga

Para la beatificación de la Madre Teresa podría haber un único obstáculo: la admiración y el homenaje universal.La popularidad de santidad es un método esencial Pero una santa correctamente es signo de contradicción como lo fue Cristo, pues «no es el acólito mucho más que el Profesor.» A dios gracias, tampoco falta este requisito en la vida de la Madre Teresa.

Deja un comentario