imagen que simbolice a dios de todas las religiones

Todo el bagaje sagrado y simbólico juntado por medio de milenios no puede ocultarse de un plumazo, por mucho que el planeta de hoy pretenda desterrarlo de las diarias experiencias del humano moderno. Más allá de todas y cada una de las manipulaciones de los dueños de la caverna, que Platón denunció y advirtió en su instante, pese a todas y cada una de las coyunturas pseudoculturales que comunican agobio en televisión, cine y redes digitales, aun en salas, desde principal a universitarias , no van a poder ir contra el avance natural de la incomodidad filosófica y espiritual del humano, que se pregunta quién, de qué manera y dónde. ¿Quién soy, de qué forma soy, de dónde vengo y dónde voy?

El olivo en distintas civilizaciones y religiones

Los egipcios atribuían a la diosa Isis haber trasmitido a los hombres este árbol, su forma de cultivo y el trámite de extracción del aceite. Para ellos, la simbología del olivo trascendía de la vida, ya que ponían una ramita de olivo en los sarcófagos de los fallecidos.

El olivo desempeña un papel primordial en el origen mítico de Atenas. Según la historia de historia legendaria Atenea, la diosa de la Sabiduría, y Poseidón, dios del Mar, se disputaban por la soberanía de la región. Los dioses del Olimpo eligieron que concederían la localidad a quien generara la mejor obra. Poseidón, de un golpe de tridente, logró nacer de la roca un caballo y Atenea, con un lanzazo logró brotar un olivo lleno de frutos. Este árbol alcanzó la simpatía de los dioses y la novedosa localidad recibió el nombre de Atenas. Gracias a este mito, en la vieja Grecia la rama de olivo representaba la victoria, en verdad se daban coronas de ramas de olivo a los campeones de los Juegos Olímpicos.

Emprendimiento de sentencia del ministro Alcántara Carrancá: caso Chocholá

El ministro Juan Alcántara Carrancá de la Primera Salón puso, en lista de sesión del 9 de noviembre de 2022, la discusión del amparo en revisión 216/2022, relativo al caso del municipio de Chocholá; exactamente la misma el 214/2022 del ministro Ortiz Mena. Específicamente, el ministro Alcántara ofrece declarar procedente y establecida la demanda.

Dada esta situación han emergido múltiples críticas, pero el interrogante clave a contestar es: ¿la Suprema Corte expone prohibir a todas y cada una la gente poner nacimientos de cristo? La contestación es no. La eventual sentencia no prohibiría la Navidad, ni que la gente en su campo privado logren proseguir con estas prácticas o cultos, bajo la independencia de opiniones y religión.

Deja un comentario