historia de cupido para niños en clase de religion

Vladimiro I fue un rey pagano del siglo X que llegó a tener unas ochocientas concubinas y se encontraba adelante de una confederación de tribus eslavas en lo que actualmente es Rusia, Ucrania y Bielorrusia famosa como la Ruso de Kiev. Más allá de que en el aspecto carnal suponemos que había de estar bastante satisfecho, otra cosa era la faceta espiritual. Veía en los territorios de alrededor de qué forma competían distintas religiones y la salvación del alma es algo realmente serio, conque envió emisarios para comprender detalladamente cada una para adoptar alguna para su reino. Se le notificó de que en la religión musulmana no estaban toleradas las bebidas alcohólicas y respondió: «La bebida es la alegría de la Ruso». Un hombre sabio. La religión judía tampoco le persuadió pues habían perdido el templo de Jerusalén y eso no podía representar otra cosa salvo que Dios los abandonó. El cristianismo latino le dejó indiferente en tanto que, según se lo describieron, era algo triste y austero (tengamos en cuenta que era el siglo X). Tal es así que lo que le maravilló fue el cristianismo ortodoxo bizantino, particularmente en el momento en que sus mandados le afirmaron en relación a la pasmante catedral de Santa Sofía en Constantinopla «no sabíamos si estábamos en el cielo o en la tierra (…) tanta hermosura, que no sabríamos de qué manera describirla». Y esta fue la que adoptó como oficial.

¿Cuál es la moralidad de esta historia? Que la decisión de una u otra creencia no se debía a eruditas especulaciones teológicas sino más bien, en último caso, a la hermosura artística. Jamás se sabe dónde acaba la religión y empieza el arte, puesto que si la primera emplea el segundo como reclamo, el segundo la necesita como mecenas… y asimismo como inspiración. Un excelente ejemplo lo podemos encontrar en la música, ahora charlamos en su día de esas canciones inspiradas en la Biblia, tal como de las que hablan de a Dios o al demonio, con lo que es ya hora de centrarnos en las que mencionan en la mitología grecorromana. Siendo muchas nos limitaremos a las del pop y el rock y, como la selección es siempre incompleta, tienen la posibilidad de añadir mucho más ejemplos abajo a la sección de comentarios.

Peculiaridades de los mitos etiológicos

  • Rincón. Los acontecimientos suceden, por norma general, en sitios extraños.
  • Tiempo. Los hechos tienen la posibilidad de acontecer antes de la aparición de la gente o en el momento en que estas ahora existían, pero jamás se ubican en un tiempo histórico.
  • Origen. Son narraciones anónimas, que se transmitieron de generación a generación y que se han cambiado tanto que tienen la posibilidad de tener ediciones muy diferentes.
  • Cosmovisión. Dan información primordial sobre de qué manera la gente de ciertas civilizaciones entienden o entendían el planeta y su desempeño.
  • Temas. Se hace foco al argumentar el origen de fenómenos naturales (como terremotos, sequías y también crecidas de agua), animales, plantas, fenómenos geográficos, civilizaciones, técnicas, rituales y también instituciones.
  • Dicotomía. Acostumbran a proponer una dicotomía, pues acostumbra haber individuos o fuerzas que se contraponen, que luchan y que, en la mayoría de los casos, se reconcilian en el final.
  • Narración. La narración no en todos los casos es congruente o completa, pues la mayor parte de la gente de la sociedad donde se produjo el mito ahora conocía y entendía el relato en su integridad.
  1. El rapto de Proserpina (mito de roma)

Cupido a la Mitología Griega.

En las etnias mitológicas de la antigüedad Cupido tuvo distintas representaciones, en la situacion de la mitología griega Cupido se encontraba representado por el personaje de Eros, que lleva por nombre era hijo de Venus Afrodita, quien es la Diosa del amor y la hermosura sexual (y en varias historias se nombra como su padre Marte) y Labres.

En la representación de la mitología tradicional, Eros era un personaje esbelto y apuesto, no obstante, esta fachada sería reemplazada por la del niño relleno que al final se popularizó como símbolo de ese personaje.

Mito de Cupido y Psique

Cupido, era el hijo de Venus, diosa del amor, la hermosura y la fertilidad. Cupido era el ayudante de su madre y dirigía la fuerza del amor realizando llegar esta a los fatales.

Tenía 2 clases de flechas, que siempre y en todo momento llevaba en la espalda, unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que ocasionaban indiferencia. Cupido era travieso y pícaro, en ocasiones rechazaba las necesidades de su madre y creaba enormes confusiones a la vida de ciertos fatales y inconvenientes a los dioses.

Deja un comentario