estilos razas religión o clase social según los peinados

Ya hace unos cuantos meses, internet, más que nada la comunidad Instagram, está repleto de imágenes de chicas blancas con trenzas que, aparentemente, en este momento se los conoce como trenzas de boxeador (boxer braids).

Yo conozco este estilo de trenzas como “timini” y en inglés como “cornrows”. Naturalmente, no quisiera que absolutamente nadie sepa en Europa que esta clase de trenzas en Guinea se llamen “timine”, pero por favor llámalas “cornrows”, pues no es tal y como si no pasásemos ahora el día diciendo expresiones en inglés tal y como si no hubiese traducción viable. Llámalas trenzas de raíz, trenzas enganchadas, llámalas como te apetezca, salvo trenzas de boxeador. Para iniciar, el término “boxeador” supone que este peinado es de forma exclusiva masculino, y no es así. Además de esto, el boxeador representa fuerza, resistencia pero asimismo crueldad. Para finalizar, creo que seleccionar un nombre que nos hace meditar en masculinidad y en agresividad tratándose de un peinado negro es una decisión cuando menos repudiable. El lenguaje tiene un encontronazo notable en nuestras psiques y o sea algo a tener en consideración. Me hago una pregunta si lo han nombrado pues estiman que el “timine” en pelo de blanca es imposible estimar como tal, y decidieron amoldar el peinado a su textura y ofrecerle un nombre nuevo, un nombre que le separe de la civilización y la hermosura africana.

Abolición de las parias

Con la llegada de las potencias occidentales a El país nipón en la época del siglo XIX y la apertura forzosa de sus puertos al comercio en todo el mundo, se inició un desarrollo de cambio que se venía gestando y que desembocó en la restauración del poder imperial en 1868, en lo que se conoce como la Restauración de Meiji.

El país nipón, entonces, se apuró para occidentalizarse lo mucho más de manera rápida viable y hacer construcciones de gobierno a imagen de las que veían en otros países. En 1871 se decreta el Kaihōrey o Edicto de Emancipación, que acaba legalmente con el sistema de clases que se encuentra en El país nipón hasta ese instante.

Géneros de pelucas

Las pelucas femeninas que se muestran mucho más recurrentemente en las representaciones del Reino Viejo son las cortas cuadradas y las largas tripartitas. Las primeras son las habituales pelucas de melena corta cuadrada como la que luce la princesa Nofret en la escultura donde está al lado de su marido. Estas pelucas tenían raya en medio y el pelo muy abundante caía a los lados hasta el mentón aproximadamente sin llegar a los hombros. Cubría las orejas, si bien aparentemente iban sobrepuestas, y no les importaba nada que nuestro pelo apareciese por la frente. Comunmente llevaban una diadema o cinta rodeando la frente.

Los hombres en el Reino Viejo acostumbraban a llevar el pelo natural cortísimo o afeitado, si bien podían usar alguna peluca corta para actos concretos.

Deja un comentario