en religión la teoria de los jesuitas en suramerica

Lo absoluto es Dios, y los pobres son coabsoluto. Entrevista Particular con Jon Nebot

«Llevar a cabo teología es la asistencia de meditar que Dios es mucho más real de la historia y de los pobres – en un caso así, el apetito – dejar de serlo». Afirma el teólogo jesuita

El futuro de la Compañía

Tras muchas décadas de combate con el Papado, la Compañía de Jesús disfruta en este momento del beneplácito de la mucho más alta autoridad de la Iglesia, lo que ha supuesto un impulso a sus ocupaciones. No obstante, los tiempos cambiaron: la Compañía todavía es entre las órdenes católicas mucho más varias y también predominantes de todo el mundo, pero está lejísimos de tener los 36.000 milicianos de su temporada dorada. Según el último censo, de 2013, la Compañía de Jesús está dentro por algo mucho más de 17.000 jesuitas. El acelerado descenso de las vocaciones y el envejecimiento de sus integrantes no son simples de solucionar, si bien estos inconvenientes sean compartidos en la mayoría de los casos por todas y cada una de las órdenes religiosas. En España, cuna de la Compañía, los seminarios cierran de a poco por la carencia de novicios.

No obstante, los jesuitas no renuncian a sostenerse a la cabeza de todo el mundo católico. La Teología de la Liberación el día de hoy no está en el centro del enfrentamiento espiritual, pero las desigualdades sociales que brindaron sitio a su nacimiento se han agravado. La aptitud de adaptación a los nuevos tiempos de los jesuitas les deja seguir su trabajo educativo y de cooperación en todo el mundo, creando redes y apoyándose poco a poco más en personal laico. Con mucho más de 4.000 centros académicos, doscientas universidades, mucho más de trescientas ONG y decenas y decenas de editoriales, transmisoras de radio y think tanks por todo el planeta, la milicia de san Ignacio de Loyola es todavía una fuerza política beligerante que proseguirá teniendo un papel primordial en una Iglesia poco a poco más dividida.

INTRODUCCIÓN

El propósito de este trabajo es debatir la acción evangelizadora creada por los religiosos jesuitas con los indios en Brasil en el instante de la colonia, adjuntado con el emprendimiento de colonización establecido por Portugal y, consecuentemente, desde este análisis, valorar hasta qué punto estas acciones fueron definitivas en la destrucción prácticamente del indio y su cultura en tierras brasileiras, puesto que fue de manera frecuente y todavía es puesto por múltiples historiadores y autores.

¿Hasta qué punto la acción jesuita ha contribuido verdaderamente a este asesinato en masa? Según Asunción (2003, p.11) “el propósito primordial de la Compañía de Jesús era transformar a los indígenas a la fe católica”; asimismo según Asunción (2003, p.23) este propósito era “llevar a las ovejas perdidas (los indios) al rebaño del cristianismo”; pero, ¿de qué forma sucedió en la práctica esta interacción -jesuitas/pueblos indígenas-?

Deja un comentario