en que ha contribuido la religion cristiana a la ciencia

Hacer PDF de este producto.

En el momento en que tuvieron sitio los atentados terroristas del pasado 11 de septiembre en Novedosa York, me esmeré en continuar en barracas y barrancas el diluvio de comentarios que se iban publicando sobre las probables raíces y causas del terrorismo surgido de países musulmanes. Me sorprendió que el inconveniente de la recepción de la ciencia actualizada en estos países y zonas, y de su enorme retardo científico y tecnológico –en el momento en que, paradójicamente, y es extensamente popular, a lo largo de varios siglos dispusieron del mejor comprender de todo el mundo– se considera normalmente que la ciencia árabe-islámica fue la mucho más avanzada de todo el mundo entre los siglos VIII y XII, al paso que en China su tecnología fue mayor a la Occidental ahora la de Oriente islámico hasta precisamente el siglo XV o XVI , y su ciencia solo la superaba la de Oriente Medio (Huff, 1993).–, solamente se trataba esos días en la prensa de españa ni en las gacetas culturales y de opinión. La ensayística de españa o en castellano sobre este esencial tema tampoco contribuye bastante al conocimiento de este serio problema al que se encara el Oriente islámico, si enserio se quiere terminar con el subdesarrollo y la marginación de millones de mahometanos. Pero es que, además de esto, se encontraba –y prosigo– convencido de que entre las causas mucho más esenciales de ese terrorismo y del acompañamiento aproximadamente implícito que halla en extensas capas de las sociedades de musulmanes, es la frustración de estas sociedades por el retardo científico y tecnológico respecto de Occidente, y su consecuencia instantánea, la impotencia en oposición al poder económico y militar occidental; para la mayor parte de los musulmanes, la ciencia sirve primordialmente para la obtención de ese poder. hubo) y piensan eminentemente la ciencia como generadora de poder económico y militar. anteriormente.

Génesis y creación

En el occidente católico, el relato del Génesis sobre la creación, que se admitía verdaderamente, implicaba que las especies de animales y plantas habían sido construídas cada una independientemente en el lapso de seis días. Los comentarios a estos contenidos escritos no van a hacer mucho más que recalcar esta iniciativa de la creación directa de Dios de todas las especies de plantas y animales y de manera especial la creación del hombre a su imagen y semejanza, dando al cosmos una duración de unos 6000 años.

Esta visión entró en colisión con los desarrollos de la geología y la iniciativa de Hables Darwin de la teoría de la evolución donde se ofrece el mecanismo de la selección natural para argumentar el origen de las especies, incluyendo el hombre, desde unos primeros seres vivos.

Deja un comentario