en marruecos está prohibido prédicas religiones que no sean musulmanas

Nos agrade o no, habitamos un planeta pluricultural, ya que la presunta homogeneidad que ciertos quieren para sus países es imposible. O sea algo que asegura la historia. Y si nos ajustamos a este país, resulta que solamente reconocemos la presencia de la civilización árabe-musulmán que a lo largo de mucho más de siete siglos estuvo que se encuentra en una gran parte de nuestro territorio.

Sobre esto, y siguiendo la línea de entrevistas que en ocasiones he hecho para los jornales de Andalucía Digital, me ha semejado oportuno ofrecer una charla con Waleed Saleh, traductor y instructor de Estudios Árabes y Islámicos en la Facultad Autónoma de La capital de españa, en tanto que últimamente estuvo en tierras andaluzas y tuve el exitación de dialogar con él sobre las cuestiones que se derivan del título de esta entrevista. Es muy grato departir con alguien que tiene tanto conocimiento sobre los temas tratados y que lo expresa con verídica claridad. Esto se puede comprender si pensamos que es creador de una quincena de libros, entre ellos El ala extremista del islam – el islam político: situación y ficción; Librepensamiento y también islam; Amor, sexualidad y matrimonio en el islam; Siglo y medio de teatro árabe; Ética laica(obra colectiva), entre otros muchos.

Apellidos hebreos a la popularidad

En verdad, solo hay que refererir 2 nombres, el de André Azoulay, asesor económico del rey, y el de Abraham Serfaty, a lo largo de 17 años el preso político mucho más atractivo del país, por admitir que minoría y marginación no son sinónimos. Nuestro Berdugo fue ministro de Turismo a lo largo de tres años. No se fatiga de reiterar que desde la independencia de Marruecos en 1956, los judíos son ciudadanos con todas y cada una de las leyes. O con algo mucho más: en cuestiones civiles, los rabíes aplican las reglas de la Tora en vez de la legislación marroquí inspirada en el islam.

  “En mi país no hay judíos —declaró Mohamed V a los nazis— , solo hay marroquís”

Sexo a lo largo del mes sagrado

O sea lo que afirma sobre las relaciones íntimas: «En el momento en que se nos ordenó el ayuno en un primer instante, se encontraba contraindicado para los musulmanes comer, tomar o sostener relaciones íntimas durante la noche tras haber dormido, pero esto ocasionó mucha contrariedad a ciertos, por consiguiente Dios nos facilitó las cosas y dejó comer, tomar y sostener relaciones maritales cualquier ocasión de la noche en Ramadán, así sea que uno haya dormido antes o no, por el hecho de que ellos se engañaban a sí mismos.”

Desde el momento en que sale el sol hasta el momento en que se pone es imposible comer, ni tomar agua, ni tener relaciones íntimas A lo largo del mes sagrado está tolerado ofrecer un beso a otra persona, pero siempre y cuando se no intercambie fluidos o que la relación concluya en un orgasmo.

Deja un comentario