en esto se descubrieron de la religión seis velas significado

La práctica de los egipcios fue adoptada en la vieja Grecia, donde cada mes festejaban fiestas de cumpleaños para los dioses.

Asimismo en esta cultura se detalla la primera tarta de cumpleaños.

Materiales precisos

  • Cera o parafina refinada (se venden en tiendas de manualidades o en varias librerías). La cantidad va a depender de cuántas candelas desees realizar o las medidas.
  • Colorante del tono que desees.
  • Un molde (o múltiples) para la manera que desees ofrecer a tus candelas.
  • Esencia aromatizada. Bastante precaución en este punto pues, si no es de calidad, no va a haber excelente resultados. En exactamente los mismos sitios donde se compra la cera o parafina se tienen la posibilidad de hallar estas esencias. Puedes escoger entre aromas cítricos, dulces, románticos, de bosque (carpinteros), místicos, etcétera.
  • Además de esto, precisarás una olla para derretir la cera, una varilla sujetadora, una espátula o cuchara de madera y un pabilo (es donde se prende la candela, se compra por metro y se introduce en medio , dejando una sección increíble para arrestar).

Realizar candelas aromatizadas transporta algo de tiempo, pero no es difícil. Solo debes proseguir estos pasos:

EL PRIMER VIAJE A LAS INDIAS (RELACIÓN COMPENDIADA POR FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS)

Este es el primer viaje y las derrotas y sendero que logró el Almirante Cristóbal Colón en el momento en que descubrió a las Indias, puesto sumariamente, sin el prólogo que logró a los Reyes, que va a la letra y empieza así: In Nomine Dominio Nostri Jesu Christi.

Por el hecho de que, cristianísimos y altísimos y muy geniales y muy poderosos Príncipes, Rey y Reina de las Españas y de las islas del mar, Nuestros Señores, este presente año de 1492, tras Vuestras Altezas haber dado fin a la guerra de los moriscos que reinaban en Europa y haber terminado la guerra en la muy enorme localidad de Granada, donde este presente año a un par de días del mes de enero por fuerza de armas vi poner las banderas reales de las vuestras altezas en las torres de la Alhambra, que es la fortaleza de esa localidad y vi salir al rey moro a las puertas de la región y besar las manos reales de vuestras Altezas y del Príncipe mi Señor, y después en aquel presente mas, por la información que yo había dado a sus Altezas de las tierras de la India y de un Príncipe llamado Enorme Cánido (que significa en nuestro romance Rey de los Reyes), como frecuentemente él y sus predecesores habían enviado a Roma a soliciar doctores a nuestra santa fe a fin de que le enseñe sin ella, y que desvisto jamás el Beato Padre le había proveído y se perdían muchos pueblos suponiendo en idolatrías o recibiendo en sí sectas de perdición, Vuestras Altezas, como católicos cristianos y Príncipes amadores de la santa fe cristiana y acrecentadores de ella, y contrincantes de la secta de Mahoma de todas y cada una idolatrías y herejías, reflexionaron en mandarme a mí, Cristóbal Colón, a estas partidas de la India para poder ver a estos príncipes, y los pueblos y tierras y la predisposición de ellas y de todo, y la manera que pudiese tenerse por su conversión a nuestra santa fe; y ordenaron que yo no fuese por tierra a Oriente, por donde se frecuenta caminar, salvo por el sendero de Occidente, por donde hasta este día no entendemos por alguna fe que absolutamente nadie haya pasado. Conque, tras haber echado a todos y cada uno de los judíos de sus reinos y señoríos exactamente el mismo mes de enero mandaron sus Altezas a mí que con armada bastante me fuera a estas partidas de la India; y de ahí que me hicieron enormes mercedes y me ennoblecieron que en lo sucesivo yo me llamara Don, y fuera Almirante Mayor del Mar Océano y Virrey y Gobernador perpetuo de todas y cada una de las islas y tierra estable que yo descubriera y ganara, y de aquí de ahora en adelante se descubrieran y ganaran en el Mar Océano, y de este modo me sucediese mi hijo mayor, y de esta forma de nivel en nivel para toda la vida. Y partí yo de Granada a 12 días del mes de mayo del mismo año de 1492, en sábado. Vine a la villa de Palos, que es puerto de mar, donde armé yo tres barcos muy capaces para similar hecho, y partí de tal puerto muy proveído de varios varios mantenimientos y de muchas personas del mar, a tres días del mes de agosto de tal año, en un viernes, antes de la salida del sol con media hora, y traje el sendero de las islas de Canaria de sus Altezas, que están en tal Mar Oceana, por allí tomar la mi derrota y andar tanto que yo va a llegar a las Indias, y ofrecer la embajada de sus Altezas a esos Príncipes y cumplir lo que de esta manera me habían mandado; y de ahí que pensé en redactar todo este viaje muy puntualmente de día en día todo cuanto hiciese y viese y pasara, como adelante se va a ver. Asimismo, Señores Príncipes, separe de redactar cada noche lo que el día pasara, y el día el que la noche andar, tengo propósito de realizar carta novedosa de andar, donde situaré todo el mar y tierras del Mar Océano a sus puestos, bajo su viento, y mucho más, crear un libro, y ponerlo todo por lo similar por pintura, por latitud del equinoccial y longitud del Occidente; y más que nada cumple bastante que yo olvide el sueño y tente bastante al andar, por el hecho de que de esta manera cumple, las que van a ser enorme trabajo.

Deja un comentario