Él Restaura Mi Alma – Significado Bíblico del Salmo 23:3

Paisaje rural de otoño con ovejas - Alpes Dolomitas, Italia - Salmo 23:3 - 123RF Photo - Usado bajo licencia

Paisaje rural de otoño con ovejas – Alpes Dolomitas, Italia – Salmo 23:3 – 123RF Photo – Usado bajo licencia

«Los Caballero es mi pastor; Nada me faltará. Me hace descansar en verdes pastos. Me conduce junto a aguas de reposo. Él restaura mi alma. Me guía por sendas de justicia por amor de su nombre». (Salmo 23:1-3)
Esta lección explica el significado bíblico de Salmo 23:3«Él restaura mi alma. Me guía por sendas de justicia por amor de su nombre».
Considerar. En tu relación con tu pastor, ¿qué significa para ti que te restaure el alma?

david escribe Salmo 23 desde la perspectiva de una oveja que está en estrecha relación y bajo el cuidado protector de su pastor. En Salmo 23:1 David escribe con confianza: «los Caballero es mi pastor; Nada me faltará.» Como seguidores de Jesucristo nuestro pastor, somos sus ovejas y tenemos una estrecha relación con él. Confiamos en nuestro pastor, y él nos protege y nos cuida. Él llama nuestro nombre, y nosotros lo seguimos. Jesus dijo, «Yo soy el buen pastor» y «Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen» (Juan 10:11, Juan 10:27).

El Señor nuestro pastor restaura y refresca nuestra alma, nuestra vida, nuestras emociones y nuestra vitalidad, todo lo que compone nuestro ser interior (Ref.1). En Salmo 23:3la forma del verbo hebreo traducido como restaurar tiene un doble significado. En Salmo 23:3 restaurar literalmente significa traer de vueltak y en sentido figurado significa refrescar (Brown-Driver-Briggs — Árbitro. 2). El Señor nuestro pastor restaura nuestra alma por traernos de vuelta de nuestras andanzas cuando nos desviamos de él (Árbitro. 2, Árbitro. 3, Isaías 53:6).

El Señor nuestro pastor refresca nuestra alma cuando estamos cansados, agotados, atribulados, ansiosos y desgastados por el cuidado y el trabajo (Árbitro. 4, Mateo 11:28-29). El Señor nuestro pastor devuelvelas nuestro vigor, nos alienta, nos impulsa a un nuevo esfuerzo, y nos llena de nueva alegría (Árbitro. 4, Salmo 16:11, Salmo 51:12, Hechos 13:52).

2. «Me guiará por sendas de justicia»

El Señor nuestro pastor nos guía por sendas de justicia. El verbo hebreo traducido como Plomo significa que guía e implica movimiento (Árbitro. 5). El Señor nuestro pastor guianos llamando nuestro nombre e yendo delante de nosotros con el fin de que lo sigamos (Juan 10:1-4).

El Señor nuestro pastor nos guía en caminos de justicia — de maneras que son caminos rectos y justos, morales y éticos, que están de acuerdo con su palabra (Árbitro. 6).

Los caminos de la justicia conducen a la vida, no a la muerte. Salomón escribió, «En el camino de la justicia está la vida, y en su camino no hay muerte» (Proverbios 12:28).

El Señor nuestro pastor nos guía por sendas de justicia por causa de su nombre. La frasepor el bien de su nombre, medio para mantener su reputación o carácter (Brown-Driver-Briggs — Árbitro. 7). Como seguidores de nuestro pastor, Jesucristo, la forma en que vivimos debe traer honor, no deshonra, a su nombre. David escribió, «Porque tú eres mi roca y mi fortaleza; y por amor de tu nombre me conduces y me guías» (Salmo 31:3). David también escribió, «enséñame a hacer tu voluntad, porque tu eres mi Dios! Deja que tu buen Espíritu me guíe en terreno llano! Por amor de tu nombre, oh Caballeropreserva mi vida! ¡En tu justicia saca mi alma de la angustia!» (Salmo 143:10-11).

Oración. Gracias, Señor, por traernos de vuelta cuando nos hemos alejado de ti. Gracias, Señor, por refrescar nuestra vitalidad cuando estamos cansados ​​y por darnos una nueva dirección y un nuevo gozo. Gracias, Señor, por guiarnos por sendas de rectitud para vivir que traen honor y gloria a tu nombre. Todo esto te lo pedimos en tu nombre, Jesús, nuestro pastor. Amén.



Fuente del artículo

Deja un comentario