el nombre de papa en las religiones del mundo

(ZENIT Novedades / Nor-Sultan, 14.09.2022).- Pasadas las diez de la mañana se dio por estrenado el VII Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Habituales que tiene sitio en la ciudad más importante de Kazajistán y donde participa por vez primera vez el Papa Francisco. Tras el alegato del presidente del país, el segundo en charlar fue el Papa. Garantizamos el artículo del alegato con encabezados y negrita agregados por ZENIT.

***

Alegato del Beato Padre

Distinguidos líderes de las iglesias cristianas y de las religiones de todo el mundo Autoridades selectas, estimados hermanos y hermanas

de los que participaron en este acercamiento de oración por la paz. Expreso mi particular agradecimiento a los líderes cristianos y otras religiones, animados por el espíritu de fraternidad que inspiró la primera convocatoria histórica convocada por San Juan Pablo II en Agarráis hace treinta y seis años.

Artesanos de comunión

Francisco defendió que las religiones están llamadas a “hacerse cargo de la raza humana en sus dimensiones, volviéndose artesanos de comunión, presentes de una col colaboración que pase los aros de las propias pertenencias recurrentes, étnicas, nacionales y religiosas”.

Desde Kazajistán, el Papa dibujó 4 enormes retos a fin de que la fe transite una “novedosa ruta del acercamiento fundamentada en las relaciones humanas”: la pelea contra la pobreza, la defensa de la paz, la apuesta por la fraternidad humana y el precaución de la Casa Común. De alguna forma, Francisco vino a comunicar los ejes escenciales de su pontificado con un guiño incesante al país anfitrión de la cima, en tanto que usó como hilo conductor ciertas medites de Abay Kunanbayev, el enorme poeta principal creador de la literatura kazaja.

cristianismo

Discernir

El Papa Francisco, en su vuelo de regreso de Kasajistán, expresó: “Alguien criticaba y me afirmaba: o sea promover, llevar a cabo medrar el relativismo. Nada de relativismo. Cada uno de ellos tenía su opinión, cada uno de ellos respetaba la situación del otro, pero dialogamos como hermanos. Por el hecho de que si no hay diálogo, hay ignorancia o guerra. Mejor vivir como hermanos; contamos algo en común, todos somos humanos. Vivamos como humanos, bien educados: ¿Tú qué piensas, yo qué pienso? Pongámonos en concordancia, charlemos, conozcamos. Frecuentemente estas guerras «religiosas» mal entendidas surgen de la carencia de conocimiento. Y esto no es relativismo. No renuncio a mi fe si hablo con la de otro; al revés. Honoro mi fe por el hecho de que otro la escucha y yo escucho la suya” (15-IX-2022).

En su intervención frente a los líderes religiosos, ha dicho: “Que Kazajistán logre abrir una exclusiva ruta de acercamiento, fundamentada en las relaciones humanas: el respeto, la sinceridad del diálogo, el valor indispensable de cada uno de ellos , la colaboración ; un sendero para recorrer juntos hacia la paz… El planeta espera de nosotros el ejemplo de ánimas despiertas y de psiques visibles, espera una religiosidad genuina.

Deja un comentario