el derecho a nacer y el aborto segun la religion

Horn: La Biblia no relata explícitamente el aborto, con lo que no afirma que el aborto esté mal, pero tampoco afirma que el infanticidio esté mal o que la pederastia esté mal. En cambio, utilizo las Escrituras para informarme con principios en general. La Biblia está clara en el Éxodo 23:7 y Proverbios 6:16-17 que está mal matar a humanos inocentes. Proverbios 6 afirma que Dios detesta las manos que vierten sangre inocente.

Si la Biblia afirma que está mal matar a humanos inocentes, y la ciencia y el razonamiento sólido nos aseguran que los embriones humanos y los fetos humanos son humanos, entonces la Biblia me comunica que está mal matarlo los. La Biblia no afirma que esté mal linchar a los negros, pero precisamente está mal por el hecho de que la Biblia afirma que está mal matar a humanos inocentes. Esto se aplicaría a todos y cada uno de los humanos nacidos y no nacidos.

¿Quién apoya el derecho al aborto?

El rechazo o el acompañamiento al aborto no se enseña por una sola causal; la confluencia de causantes socioeconómicos, religiosos y políticos moldean las reacciones de la opinión pública con en comparación con aborto como derecho y como práctica. Estos causantes cambian entre cada país e inclusive en ellos.

cristo

Primeramente, hay teorías que identifican a la religión como entre los causantes mucho más esenciales en la capacitación de la opinión sobre el aborto, salvo que lo más esencial.1 Este aspecto se expresa mediante dimensiones como el afiliación religiosa y el nivel de religiosidad de la gente; por poner un ejemplo, qué tan seguido reza o asiste a servicios religiosos.2 Si bien en varias situaciones quienes pertenecen a una religión están libres a que el aborto sea legal3, generalmente, quienes pertenecen a una iglesia, especialmente la situacion de laIglesia católica y de las iglesias evangélicas, manifiestan mucho más oposición. No obstante, asimismo hay teorías que sostienen que no es la religión, sino más bien el género de religiosidad lo que incentiva el acompañamiento o rechazo al aborto. O sea exactamente lo que refiere James Hunter en el libro Culture Wars: The Struggle to Define America,4 al paso que los activistas mucho más conservadores de distintas religiones se movilizan para ponerse en contra al aborto al tiempo que los católicos, protestantes, judíos mucho más progresistas unen en pos de estas reformas. En este sentido, son las interpretaciones mucho más conservadoras de cada religión las que se oponen al derecho al aborto y no lo enseña la religión por sí sola.

Firmes con la teoría de la modernización, el nivel educativo y social y económico asimismo son componentes determinantes en la aprobación del aborto. Conforme se acrecientan los años de educación y los escenarios de prosperidad material, los individuos tienden a expresar un mayor escepticismo hacia las tradiciones y, por contra, mucho más acompañamiento a distintas perspectivas de todo el mundo, lo que les hace mucho más propensos a ofrecer acompañamiento al derecho a tomar decisiones de las mujeres.5 Además, estos causantes asimismo influyen en la exposición de los individuos a novedades y también información sobre el aborto; ofreciendo de esta forma una visión diferente a la comúnmente socializada.6

Deja un comentario