el complejo de culpabilidad por masturbarse y la religion

Pregunta: Quisiese comprender desde la perspectiva de la Iglesia por qué razón es mala la masturbación y por qué razón los ‘sexólogos’ la defienden, yo lo hago y desearía entender si lo que hago es un pecado y si es grave y si tiene la posibilidad de tener inconvenientes para mí más adelante (o en mi matrimonio en el momento en que me casé).

Contestación: La contestación la tomo del libro del Padre Jorge Loring, ‘Para salvarte’. El vicio solitario (masturbación) radica en abusar del propio cuerpo excitando a los órganos genitales para procurarse de forma voluntaria el exitación hasta el orgasmo. En ocasiones, se empieza por pura curiosidad; pero si no se soluciona esta inclinación se transforma en un vicio obsesivo que esclaviza a la persona y le desinteresa por todo lo demás: como le pasa al drogadicto.

3.2 DSM 5, COMPORTAMIENTOS PARAFÍLICOS Y COMPULSIÓN SEXUAL

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales – DSM 5 (2014), usa el término parafilia para designar diferente del o caricias preliminares con parejas humanas que permiten y muestran fenotipo y madurez física normales” (DSM 5, 2014, p. 685), o sea, en la parafilia, al tiempo que el trastorno, estaría relacionado, de esta forma, a trastornos sexuales, representando formas de proceder que, por su persistencia, tienen la posibilidad de ocasionar los mucho más diversos géneros de tormentos a los individuos.

El Manual detalla múltiples géneros de trastornos parafílicos, introduciendo “(…) voyeurista (espiar a otra gente en actividad privada), trastorno exhibicionista (mostrar los genitales), trastorno frotteurista (tocar o frotar un sujeto que no permitió )” (DSM 5, 2014, p. 685), entre otros muchos. Es esencial resaltar que para ser considerada como un trastorno, la parafilia debe llevar padecimiento, peligro o daño al sujeto y/oa terceros (como en la situacion de la pederastia, por poner un ejemplo). Esto quiere decir que un individuo tiene la posibilidad de tener una parafilia (como emplear ropa del sexo contrario) y esta actividad no le causa daño, peligro o padecimiento, y bastante menos dañar de ninguna manera a un tercero. O sea lo que el Manual llama “parafilia benigna” (DSM 5, 2014, p. 686).

Dejar atrás la responsabilidad

En el presente realmente pocas personas apoyarían ideas tan deplorables como las expresadas previamente.

En verdad, hoy día la masturbación se aconseja como antídoto en la terapia sexual. Como ha dicho el psiquiatra Thomas Szasz, en una generación, la masturbación pasó de considerarse una patología a ser una manera de terapia.

Deja un comentario