el cambio no vendra por las religiones los políticos

La relación entre fe cristiana y deber político es el tema número uno de la reflexión teológica moderna. De ahí que no resulta muy asombroso que Oscar Cullmann, entre los teólogos mucho más esenciales del protestantismo de hoy, considerado por los católicos, protestantes y judíos sin distinción como el más destacable exegeta quizá, que hay el día de hoy del Nuevo Testamento, se encargue de la relación que va existir entre el Jesús histórico y los revolucionarios de su tiempo.

Absolutamente nadie ignora que desde el Concilio Vaticano II, que con su histórica Constitución Pastoral Gaudium et Spes (La Iglesia en el Planeta Contemporáneo, 1964) y, más que nada, con la Encíclica Populorum Progressio (1 El tema de la relación entre la fe y el deber político es el que ha absorbido la atención de los teólogos y pensadores cristianos, y el desarrollo se fué acentuando poco a poco más. renovadores de europa y comienza a ofrecerle amplia y extensa cabida al tema en sus páginas.

En 2070 solo el 46% de los estadounidenses van a ser cristianos 

Al investigar investigaciones y estudios sobre la identidad religiosa y el cambio de opiniones que datan desde por lo menos 1972 y al intentar proyectar el paisaje espiritual estadounidense para el año 2070, los especialistas no tienen la posibilidad de decir qué géneros de signos demográficos podrían señalar de dónde podría venir la próxima ola de conversiones a la fe cr istiana. En este sentido, todo apunta a que para los próximos 50 años observaremos una sociedad donde la proporción de cristianos como una parte del grupo de la población sea bastante inferior a la que es el día de hoy.

cristo

“Jamás lo vimos, y no disponemos datos sobre un modelo de retorno espiritual”, ha dicho la estudiosa senior de Pew Research Center, Stephanie Kramer, en un reportaje con Christianity Today. “Existen algunos que comentan que un avivamiento espiritual no sucede en una economía avanzada. Una vez que la secularización sucede, tú no puedes regresar a poner la pasta dentífrica de vuelta en el tubo. Pero no entendemos lo que podría acontecer. Nosotros sencillamente no poseemos los datos”.

¿De qué forma están apelando los aspirantes a la religión, y de qué forma se están movimiento los partidos o líderes evangélicos?

Bibiana Ortega*

Deja un comentario