el.bien y el mal relacionado con la religion

El mal es un término que ha acompañado a la raza humana desde el comienzo de sus días. Alén de ser un concepto religiosa, el mal es “un inconveniente” que actúa lo mismo en la familia que en la política en todo el mundo o en el arte, a decir de Juan Diego Ortiz Acosta, académico de la maestría en Filosofía del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

“El inconveniente del mal es una parte de la condición humana, este es quizás el punto de confluencia desde el enfoque espiritual, filosófico, sociológico y político. No es que el día de hoy tenga mayor o menor manifestación, sino es un inconveniente que hemos arrastrando durante la historia”, asegura el estudioso.

HISTORIA DE LA RELACIÓN ENTRE RELIGIÓN, EDUCACIÓN Y MORAL

En todos y cada uno de los hechos de la raza humana la religión y la educación estaban interconectados, por poner un ejemplo, en las viejas civilizaciones de europa es común localizar un líder espiritual (chamán o chamán) que desempeñó un papel de educador, guió las reglas morales que regulaban el accionar colectivo y personal de los individuos (BOTSARIS, 2011).

La edad media es el periodo con la mayor relación entre religión, educación y ética. Resalta la autoridad teocrática de la Iglesia Católica Romana que tenía poder político, educativo y popular y también impuso dogmas religiosos a las órdenes morales de la sociedad, por servirnos de un ejemplo, lo que está bien agrada a Dios, lo que está mal está en oposición a las reglas de Dios. A fin de sostener el orden ética y espiritual en la sociedad, los curas o integrantes de la iglesia eran políticos, docentes o mandatarios. Solo en el final de la Edad Media el poder de la iglesia reduce en las cuestiones políticas y sociales de la sociedad, reduciendo asimismo la imposición religiosa sobre cuestiones morales.

¿Qué es lo bueno y lo malo?

Entonces ¿Siempre y en todo momento va a existir alguien que vea ciertos actos pésimos como buenos y de ahí que hay que permitirlos?

Para comenzar, cada sociedad ha heredado merced a su crónica y su sociedad, unos conceptos sobre lo bueno y lo malo sobre los que entablar juicios en beneficio de un preciso modo de vida con qué se han reconocido, si bien como hemos dicho, los tiempos y la gente cambian, y a veces no toda la sociedad se identifica con estas reglas, con lo que van mudando o deberían mudar.

Deja un comentario