dos ejemplos de la religion romana en el mundo actual

Más allá de que vimos superficialmente las actuaciones políticas en torno al enfrentamiento espiritual, en multitud de oportunidades atender tan solo a meditadas resoluciones de las categorías superiores puede sesgar nuestro comprensión del inconveniente. Así, observaremos concisamente ciertos razonamientos que apoyan las causas del triunfo del cristianismo en las instituciones al unísono que de qué forma se influyeron mutuamente las distintas concepciones del sujeto y la colectividad. Vamos a tratar tres puntos coincidentes: el ascenso popular, la educación y el patrimonio material y arte.

En los puntos sociales, el estatus de roma asimismo se vio influido por estos cambios. Hemos visto en el previo producto que Caracalla logró ciudadanos a todos y cada uno de los pobladores del imperio, con lo que la distinción popular por el momento no era tanto una cuestión de origen o familia, criterios que sí primaban en la previo ordenación popular de los habituales ordinas romanos (miembros del senado, equitas…), si bien no se hubiesen descuidado completamente. Asimismo se dio mayor relevancia a la diferencia económica de los integrantes del Imperio en el momento de la jerarquía (honestiores y humiliores). En este momento, no obstante, el enorme nivelador popular comenzaría a ser la igualdad humana frente Dios, entendiendo de qué forma ser católico sería ser siervo de Dios, y todos estaban al mismo nivel, bajo Él (Mitchell, 2015: 212).

De origen asiático y africano.

El culto a Cibeles, iniciado ahora con el contacto con Cartago a lo largo de la República, se sostuvo, asimilada a otras deidades como Atis, en el Bajo Imperio (esta fue la única deidad incorporada a la religión oficial desde de medios de la República (II a.C.) hasta Isis y Serapis por Caracalla en el siglo III dC (Garnsey y Saller, 1990: 201); Isis, desde Egipto, una diosa protectora en vida y ultratumba, con una división sacerdotal estructurada y una iconografía que se haría ver en el cristianismo (Blázquez, 1989: 470-471)

Aparte de estas, se extendió el culto, singularmente entre las legiones, del dios Mitra, de origen iraní y cuyos ritos compartían aspectos mistéricos, era un dios persa universal y salvador, que asistiría a los leales en el momento de dejar el planeta terrenal, el que se veía como un espacio agonizante y horrible.El agua era singularmente simbólica en sus ritos de paso, festejaba la resurrección del cuerpo y su celebración mucho más señalada era l dia 25 de Diciembre. Fue tan reverenciada que el círculo imperial no fue extraño a él: contribuyeron distintas emperadores a su culto, sin por este motivo introducirlo en el planeta clásico de la religión romana: Caracalla, Septimio Severo y Diocleciano, mandatarios del siglo III, van edificaron santuarios aun en la localidad de Roma y elevaron su prestigio al del panteón clásico (Garnsey y Saller, 1990:202).

Deja un comentario