donde tiene su origen la religion segun san agustin

Comienzo de un códice del s. XII que tiene dentro las Cartas de San Agustín. La Epistula ad Marcellinum núm. 138 ocupa los folios 9v-13r (París, BNF, milésimas de segundo. Latin 1930, fol. 3r).

Agustín de Hipona (ep. 396-430), en una carta apuntada a Marcelino, presidente de la colación de Cartago, cerca del año 411, arguye en pos del cristianismo, intentando de enseñar que la doctrina Christi, lejos de ser contrincante de la res publica —como afirmaban los paganos—, forma su mejor aliado, puesto que hace a los hombres mejores. En uno de sus pasajes mucho más expresivos, afirma:

2.3 EL HOMBRE Y SU TRIPLE CONSTITUCIÓN

A De la vida feliz, Agustín pelea por conseguir la definición de hombre. En esta obra hay una discusión muy característica del pensamiento, o sea, el procedimiento socrático empleado por Agustí. A lo largo del diálogo, el creador pregunta: “¿Va a ser visible para todos nosotros que nos encontramos compuestos de alma, espíritu y cuerpo?” (AGOSTINHO, 1998, p. 124).

El propósito del pensador, mediante esta pregunta, es desarrollar el compuesto humano y comprender al hombre en su integridad. La determinación de la entendimiento del hombre en Agustín incluye otros elementos que conforman la integridad del sistema. Así, es requisito estudiar detenidamente tres elementos de la concepción agustiniana del hombre: el cuerpo, el alma y el espíritu.

¿Quién fue San Agustín?

Agustín de Hipona o popularmente conocido como San Agustín, nació el 13 de Noviembre del año 354 en la localidad de Hipona, hoy día situado en Argelia, fallecida al final el 28 de agosto de en el año 430. Se resaltó por ser un santurrón, padre y doctor de la Iglesia católica. Con su conversión al catolicismo se transformaría en el obispo de Hipona lo que le dejó batallar contra las herejías de los maniqueos, los donatistas y el pelagianismo.

Popular asimismo como el “Doctor de la Felicidad”, San Agustín fue el máximo pensador del cristianismo a lo largo del primer milenio tras Cristo. Según el pensador Antonio Livi, San Agustín sería entre los mayores genios que tuvo la raza humana. Además de esto, este santurrón dedicaría una parte de su historia a redactar sobre la filosofía y la teología resaltando como sus proyectos mucho más esenciales los escritos titulados como “Confesiones” y “La localidad de Dios”.

Deja un comentario