discriminacion por motivo de religion en el comedor escolar

La capital de españa, 6 de junio de 2019. El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha anunciado el Informe De forma anual 2018 sobre Centros de Internamentos de Extranjeros (CIE) en un acto festejado en la sede del Defensor del Pueblo de La capital de españa. El informe transporta por título ‘Discriminación de Origen’, citando al trato diferencial prestado a personas de origen magrebí, que al llegar al país pasan a comisaría policial para acabar en el CIE. Mucho más de 2 tercios (un 68%) del total de la gente internadas en 2018 eran una de estas 2 nacionalidades: marroquí o argelina. Por contra, desde el mes de agosto, se aprecia que la gente de origen subsahariano o asiático no fueron internadas en CIE, puesto que a su llegada pasan a los Centros de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) y de aquí a elementos de acogida humanitaria frente a la imposibilidad de llevar a cabo el retorno al país de origen. Ahora en esta etapa de detención inicial de 72 horas se observan rastros de trato discriminatorio para con la gente de origen magrebíes.

Una intención de integración que reluce por su sepa

El reconocimiento de la variedad en el campo alimenticio y del derecho a una nutrición según las convicciones religiosas forma la app ineludible por la parte de los centros académicos del orden y garantía constitucional (producto 16 que consagra la independencia ideológica, religiosa y de culto y producto 14 de igualdad frente a la ley y no discriminación). Nuestro ordenamiento jurídico reconoce el principio del pluralismo y la variedad como hechos positivos y reconocidos.

El respeto a la variedad es una obligación para todas y cada una de las instituciones del Estado y, en un caso así, para las comunidades autónomas, eficientes en materia didáctica, que no tienen la posibilidad de abstraerse en la reglamentación adoptada de los principios y derechos reconocidos en la Constitución, como el mencionado producto 14 que establece que no puede predominar ninguna discriminación con motivo de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o situación personal o popular.

Accem ha instado al Consejo Escolar a solucionar la cuestión y respaldar a las familias perjudicadas por este modo de discriminación.

Con el objetivo de asegurar el respeto de la civilización y la religión de la gente, desde el software de asistencia a víctimas de discriminación racial o étnica de Accem hemos intervenido en un centro educativo público en La capital de españa, frente a la demanda de múltiples familias de religión musulmana por la negativa de la dirección a prestar un menú alterno en el comedor escolar para los pequeños y pequeñas que profesan esta religión.

El centro educativo se sostiene en una resolución judicial del Tribunal Superior de Justicia de La capital de españa que data del año 2015, cuya argumentación jurídica frente algo afín, mezcla cuestiones económicas con “motivaciones de integración ” a la mayor parte de la sociedad de acogida, y, por consiguiente, interpretando de forma restrictiva el orden constitucional contenido en el producto 16.

Deja un comentario