diferencias entre la religion actual y la de la dictadura

Las mamás y abuelas de Plaza de Mayo son un conjunto de mujeres que desde 1977 solicitan el regreso de sus familiares desaparecidos a lo largo de la dictadura militar en Argentina. El conjunto está compuesto más que nada por mamás y abuelas de personas secuestradas, torturadas y desaparecidas, y recibe el nombre del sitio donde festejan sus manifestaciones: la plaza de Mayo de Buenos Aires, en frente de la Casa Rosada, sede de la presidencia argentina. Transcurrido el tiempo se unieron mucho más personas a las manifestaciones y del conjunto inicial nacieron las asociaciones de Mamás y Abuelas de Plaza de Mayo, cuyos objetivos son recobrar a sus familiares desaparecidos y llevar frente a la justicia a los causantes de los crímenes de la dictadura.

Las mujeres se juntaron por vez primera en la plaza de Mayo el 30 de abril de 1977 con la promesa de llamar la atención de Jorge Rafael Videla, entonces líder de la junta militar que rigió Argentina entre 1976 y 1983. Se calcula que a lo largo de estos años se generaron mucho más de 30.000 desapariciones forzosas que, en la mayor parte de las situaciones, todavía no se han resuelto. Las mamás y abuelas de las víctimas comenzaron a congregarse en la plaza, caminando en torno a la pirámide central para burlar la prohibición de asambleas de sobra de tres personas impuesta por el Gobierno. Desde ese momento se van por la plaza cada jueves a las tres y media de la tarde, sumando ahora mucho más de 2.200 marchas que, con la pandemia, en este momento se hacen por medio de internet. Además de esto, en el último mes del año de 1980 organizaron la primera Marcha de la Resistencia, dando vueltas cerca de la plaza a lo largo de veinticuatro horas consecutivas, acontecimiento que se ha repetido prácticamente todos los años desde ese momento.

¿Qué monarquía reinaba en la Península en 711? Describa las causas de la invasión musulmana.

La monarquía visigoda.

La rápida expansión de los musulmanes por el norte de África coincidió con la crisis interna de la monarquía visigoda. Esta fue adecuada a la atomización y debilitamiento del poder político, adecuada la primera a la prefeudalización y la segunda a los enfrentamientos nobiliarios por la sucesión al trono en una monarquía que era electiva. De este modo, en el instante de la invasión se estaban confrontando el recién escogido monarca, Rodrigo, con los hijos de su precursor, Witiza, siendo estos últimos los que facilitaron la entrada en la península de los musulmanes como tropas mesnaderas. A consecuencia de todo lo mencionado, la conquista musulmana fue rapidísima, ocupando ahora en 715 toda la península salvo la franja norte.

Deja un comentario