de religion que son les dones del espíritu santo

El don de ciencia, o palabra de ciencia, es aquel con el que el Señor provoca que el hombre comprenda las cosas en la manera en que Él las comprende. Provoca que el hombre penetre en la raíz de cada acontecimiento, hecho, sentimiento o situación. A través del don de ciencia, Dios da el diagnóstico gracias a un inconveniente, patología, hecho, situación. En el momento en que nos encontramos con fiebre, nos vamos a un médico para saber la causa de la fiebre, por el hecho de que no es una patología, pero sí un síntoma de alguna patología.

En el momento en que alguien está deprimido, deseamos solucionar el inconveniente de la depresión, calmando sus síntomas, por consiguiente no logramos advertir la causa de la depresión. A través del don de ciencia, el Señor nos revela la causa de la depresión, su raíz, a fin de poder sanarla. El Espíritu Santurrón, mediante este don, da servicio al pueblo de Dios mediante nosotros. Por el don de ciencia, Dios nos enseña sobre sus verdades, deja que su luz penetre en el comprensión humano. Dios comunica aclaraciones al hombre que son inviábles de adquirirse por conocimiento natural, por la fácil razón. Es un don de revelación.

cristianismo

Revela una acción que Dios ahora hace (el precaución), o una situación o forma de pensar que necesita ser transformada, siempre y en todo momento con la intención de conversión a través del poder y de la clemencia de Dios, que cura el cuerpo y el corazón.

Don de la Piedad

La piedad, el sexto don del Espíritu Santurrón, es la perfección de la virtud de la religión. Si bien tendemos a meditar el día de hoy en la religión como los elementos externos de nuestra fe, significa verdaderamente la intención de venerar y ser útil a Dios. La Piedad transporta esta predisposición alén del sentido del deber, tal es así que queremos venerar a Dios y servirle por amor, de la manera en que queremos honrar a nuestros progenitores y realizar lo que ellos quieren.

El Don del Miedo del Señor pone a Dios en la visión correcta. Un individuo con ese don entiende la excelencia y la joya del Señor. Desean servirle para quien es. Un individuo con el don del miedo del Señor entiende quiénes son y por qué razón están aquí con relación a Dios; En otras expresiones, todo cuanto son hay que a la joya, el cariño, la felicidad y la perfección de Dios.

Fortaleza

Cuántos hombres y mujeres —nosotros no conocemos sus nombres— honran a nuestro pueblo, honran a nuestra Iglesia, pues son fuertes al sacar adelante su historia, su familia, el su trabajo y su fe.

Leer: Seamos obedientes al Espíritu Santurrón, Él nos guía: Papa Francisco

Deja un comentario