cuantos profesores de religion hay en la educacion publica

En el mes de mayo de 2002 la ministra de Educación, Cultura y Deportes anunció la definición de una opción alternativa a la asignatura de religión equiparable a esta materia, cuyo contenido versaría sobre “el hecho espiritual desde un criterio laico y cultural y los valores constitucionales y democráticos”. Las dos se integrarán en una exclusiva área de “Sociedad, Cultura y Valores”. En las novedosas condiciones, las dos materias se van a hacer evaluables y calculables a efectos de la nota media de cada curso, pero no van a contar a efectos de la promoción de curso y tampoco en el momento de otorgar becas. Se amplían asimismo los tutoriales en los que se dan, añadiéndose a Principal, donde no había enseñanza religiosa, y en el primer tramo de la ESO. Esta predisposición del ministerio, introducida en la novedosa Ley de Calidad de la Enseñanza, ha cedido a las primordiales solicitudes de la Iglesia y de los colectivos católicos.

La asignatura de Religión Católica en los estudios no universitarios (Principal, Secundaria y Bachillerato) es una materia de actualidad en España desde la transición democrática. Los diferentes gobiernos españoles fueron dando distintas resoluciones a esta cuestión, sin lograr hasta la actualidad un consenso.

Proceder a las periferias

Tenemos la posibilidad de invertir elementos y dinero en dotar de espléndidos instructores y clases institutos y parroquias donde prometemos prestar una educación religiosa de calidad… Pero lo vamos a hacer separándonos del rincón por donde transcurre verdaderamente el alumnado. Y con ese alejamiento delicioso lo traicionaremos, pues estos chicos que eligen la clase de Religión a otras elecciones -en este momento en la práctica la papiroflexia, por obra de la ministra Celaán, para mucho más escarnio el día de hoy embajadora en el Vaticano- no pisarán de forma previsible, en varios años, una parroquia, y menos aún para apuntarse a unas clases lejanas en su ambiente escencial. Los estudiantes que asisten a Religión en la enseñanza pública no solo raras veces o jamás asisten a misa, sino ahora ni hacen la primera Comunión. Exactamente pues de ahí que tienen que salir de su campo escencial, poco a poco más achicado.

Al fin y al cabo, la Religión en la escuela pública va a poder tener escasas horas, menos medios, y de un público poco preparado al esfuerzo. Pero o sea lo que sucede con todas y cada una de las materias, conque o le ofrecemos lo que se puede ofrecer en estas situaciones, o no van a tener nada. De muchas formas se nos comunica a los instructores de Religión (de la pública, insisto) que nuestras clases van a ser para bastantes la última ocasión de oír charlar de Dios, o en nuestro caso que les expliquen adecuadamente la doctrina católica. No cabe duda de que no se tienen la posibilidad de poner puertas en el campo ni recortar a Dios las manos. Exactamente de ahí que no se les puede denegar ese viático. Y sí, aspirar a que no sea la última ocasión: pero si le negamos, ni eso van a tener.

Secularización y también indiferencia

¿Esta secularización ambiental perjudica solo a los católicos?

–En el acercamiento poseemos una mesa de diálogo interreligioso. En el momento en que he hablado con los ponentes que intervienen, todo el planeta admite que el inconveniente de secularización es universal, no es un «tema católico». Perjudica a toda la visión trascendente del hombre que es laminada por una cultura relativista, líquida. Una visión inmanente en frente de una visión trascendente. Todo lo mencionado alimentado por el materialismo, la sociedad de consumo. En este sentido, el gerente de la religión judía que participa desde Perú me explicaba que los judíos practicantes han descendido mucho y que aprecian esta secularización. Pienso que este coloquio va a ser bien interesante por el hecho de que van a ser representantes no solo católicos, sino más bien asimismo evangélicos, islámicos y judíos. Asimismo pienso que va a ser bien interesante el coloquio de los pensadores. Este es un acercamiento civil, y suponemos en verdad que la filosofía tiene bastante que reivindicar y decir en el tema de la educación religiosa y vamos a contar con pensadores de primer nivel como Miguel García Baró, Gregorio Luri o José María Torralba.

¿Qué religiones se tienen la posibilidad de educar en las academias públicas españolas?

En el momento en que charlamos de Enseñanza Religiosa en las academias hablamos a la católica, la islámica, la judía y la evangélica, que son las 4 confesiones con las que el Estado firmó convenios con sus representantes en 1992 para proporcionarles la aptitud de designar a instructores.

¿Qué es la educación religiosa?

Deja un comentario