cuantos niños asisten a la clase de religion musulmana

El Ministerio de Educación y Capacitación Profesional (MEFP) va a pasar por vez primera de las promesas a los hechos con la Religión Islámica en Secundaria. Desde el próximo curso se va a poder escoger en ciertos institutos y de manera «gradual» su oferta se extenderá a todos y cada uno de los IES de Ceuta siempre y cuando haya presupuesto «para la contratación del personal enseñante». Las pretensiones se estiman desde la Comisión Islámica, que debe avalar su idoneidad, en un arco entre 6 y diez expertos, según las fuentes consultadas por este períodico. Fuentes de los Servicios Centrales del departamento que dirige Pilar Alegría han explicado a El Far que “en razón de las diálogos mantenidas con la Comisión Islámica de España (CIE), el Ministerio trabaja para la incorporación de la materia de Religión Islámica en Secundaria” , exactamente el mismo alegato que mantuvo el Gobierno ya hace décadas. La noticia reside en que en este momento, aparte de “trabajar” y “estudiar” el tema, el movimiento se probará caminando: “El próximo curso”, han correcto desde el MEFP, “empezará a impartirse y su implantación va a ser gradual en los centros de la región autónoma supeditada siempre y en todo momento a las partidas presupuestarias libres para la contratación del personal enseñante”. Este año se cumplen treinta años de los Pactos del Estado con la CIE que sobre el papel «garantizan» a los estudiantes y familias evangélicas, judías y también islámicas que lo solicitaran «el ejercicio del derecho de los primeros a recibir enseñanza religiosa en los centros enseñantes públicos y privados concertados, siempre y cuando, respecto a estos últimos, el ejercicio de ese derecho no entre en enfrentamiento con el carácter propio del centro, en Infantil, Principal y Secundaria.” Hasta la actualidad en la localidad autónoma estas familias solo pudieron decantarse por esta materia a Infantil y Principal. Lo hicieron con una demanda destacable. Según los últimos datos oficiales, Ceuta es la autonomía donde menos alumnado de Principal (9,4%) no opta por ninguna asignatura confesional. Una tercer parte (31,7 %) lo realiza por la Católica y un 58,9% por la musulmana. Al no ofrecerse esta última en Secundaria, en este nivel la localidad se transforma en la zona donde un mayor porcentaje de alumnos (71,9%) no cursa religión , puesto que solo el 28,1% (el 14,5% en Bachillerato) opta por la Católica Si se examinan de forma exclusiva los centros públicos ( a los concertados el 69,5% cursa Religión Católica y todos los otros jefe), los datos son aún mucho más reveladores: tres de cada 4 estudiantes de Principal (75,6%) opta por Religión Islámica y solo un 21% tanto en este nivel como Secundaria por la Católica Para sugerir Religión Islámica en las academias públicas el Ministerio tiene contratados a 14 enseñantes que, según las últimas Los datos otorgados por la administración, acarrean unos costos salariales de algo mucho más de 615.000 euros cada un año a razón de 12 pagas por mes de 3.330 euros y 2 poco comúnes de prácticamente 2.000. La extensión de la oferta de esta materia a los centros públicos de la región llegó en múltiples oportunidades al Pleno por medio de formaciones como Caballas, que denunciaban que su no impartición en Secundaria suponía una discriminación “aleva” mientras que hubiese un marco legal vigente que ordena a ello, más que nada a la visión de la alta demanda que existe. Su sepa es el razonamiento al que se ha apelado a otras zonas para limitar su implantación sin un mínimo de solicitantes. El PSOE, que como el PP no había dado hasta la actualidad estando en La Moncloa ningún paso estable y preciso sobre este tema en los IES, intentó a veces cuadrar su apuesta de principios por una escuela laica con la verdad de la presencia de oferta de Religión Católica pero no Islámica apostando por caminos intermedios como llevarla «fuera del currículo y del horario escolar». Este verano la Delegación en Ceuta de la CIE animó a las familias de confesión musulmana locales a que deseen que sus hijos cursen la materia confesional de su credo en institutos o institutos de la región a enseñar una instancia en los centros donde estén escolarizados dejando perseverancia fehaciente de eso.

La Constitución y el Acuerdo de 1992

El mensaje que circula asegurando que “todo comodidades” para impartir islam en centros públicos, anexa al unísono la publicación en el BOE en 2016 del currículo de hoy de esta asignatura, tal y como si fuera algo nuevo. Lamenta asimismo que en este artículo se garantice esta enseñanza.

La verdad es que ahora se garantizaba en la Constitución, después la Ley de Independencia Religiosa de 1980  y al final se concretó para la enseñanza islámica hace mucho más de 25 años en la Ley 26/1992.

Ausentarse por rezar

Teniendo como referencia la Ley 26/1992, de diez de noviembre, que es donde se llegan a pactos de cooperación entre el Estado y la Comisión Islámica de España –como asimismo se realizó este año con las comunidades judías–, Academias Católicas reclama su negativa a que se dé esta asignatura.

Ya que nuestros centros son de ideario católico, resulta obvio que la enseñanza religiosa islámica es incompatible y por consiguiente no hay obligación de impartirla”, señalan desde la entidad, en tanto que en los pactos se recopila el derecho de los estudiantes musulmanes a recibir enseñanza religiosa islámica «siempre y cuando, respecto a estos últimos, el ejercicio de ese derecho no entre en contradicción con el carácter propio del centro» (producto diez de los pactos) .

Deja un comentario