cuando se convirtio en la religion oficial del imperio romano

Los emperadores Licini y Constantino en asambleas festejadas en Milán en el mes de febrero del 313 establecen que “a todos y cada uno de los súbditos, incluidos de manera expresa los cristianos, se les autoriza a proseguir libremente la religión que mejor les pareciese”. Se superaba el decreto con el que Galeri unos años antes aceptaba a los cristianos.

Este año festejamos el décimo séptimo aniversario del decreto por el que los cristianos lograron vivir, sin parar de ser cristianos. Los emperadores Licini y Constantino daban este “Edicto de Milán”, uno para Oriente y otro para Occidente, y con él, los cristianos irían ascendiendo la escalera de los cargos en el Imperio. En verdad, uno de exactamente los mismos emperadores que concedieron el decreto al que hablamos, terminó siendo católico y concediendo a la Iglesia tantas donaciones que serían los cimientos del poder temporal que pasados ​​los años tendría la Iglesia. Su madre que figura entre los santurrones, santa Elena, sería una de la gente que ejercerían su influjo a fin de que pasados ​​unos años, la religión que fue perseguida en un intento de ahogarla en sangre, acabara siendo la única opción religiosa que daban a sus súbditos los propios emperadores: nos nos encontramos refiriendo al decreto Cunctos Populos con el que el emperador Teodosio declaraba a la Iglesia Católica la única religión que podía seguirse en los dominios del imperio. En tres siglos se había pasado de ser una religión condenada, a ser la única apoyada desde nuestro poder civil, hasta el punto de quedar prohibidas el resto.

Cristianismo Religión Oficial del Imperio De roma

Teodosis I

Teodosis logró de la «religión universal de Constantino» la religión oficial del estado, y la va llamar falsamente cristianismo.

cristo

Cristianismo Religión Oficial

En el año 313 dC. Constantino el Grande, de religión cristiana entrega el derecho y independencia a profesar el Cristianismo sin ser castigado en el Imperio De roma por medio del Edicto de Milán. Después en el año 380 d. el Emperador Teodosio el Grande por medio del Edicto de Tesalónica establece el cristianismo como la religión oficial del Imperio De roma.

El artículo del Edicto de Milán afirmaba:

NUEVOS PODERES, NUEVOS RUMBS

La creación de esta visión que acostumbramos a llamar teocracia (tuos, dios, y , ha de ser vista como producto de un avance de las ideas no tan propias de una religión específica como de ámbas mucho más capaces (y del contexto que las acompaña). Los emperadores cristianos emplearán este link entre objetivos terrenales y divinos, pero los paganos, como observamos, asimismo lo estuvieron realizando: La religión, que siempre y en todo momento fué un pilar en el cuidado del orden predeterminado (arraigado en el término de pax), en este momento se posiciona en primera línea.

Si bien la imagen de Diocleciano y su compañero, el emperador Galeri, nos llega desde autores cristianos (Lactancio y Eusebio), entonces su imagen no es en sí nada efectiva (el primero afirma de Galeri que el de el fiereza es “extraña a la sangre romana” (9. 1-2), aparecieron múltiples edictos desde el 303 que abogaron por la destr ucción inmuebles cristianos, el prohibimiento de asamblea, la invalidez jurídica de los cristianos (Lactancio, Contra los Perseguidores, 13 1-2) y la obligada necesidad del sacrificio público, esencia, como ahora hemos dicho en el previo producto, del respeto al sistema según con las prácticas de los romanos (Bravo, 1989: 119).

Deja un comentario