cual es el significado del domingo en la religion

Festejar el domingo, dándole su pleno sentido humano y espiritual, sin disolverlo el objetivo de semana: a esto invita a Juan Pablo II a su carta apostólica Días Dominio («El día del Señor»), fechada el 31-V-98 y llevada a cabo pública la semana anterior. Esta reflexión catequética y pastoral sobre la santificación del domingo es el primer archivo pontificio en la crónica de la Iglesia particularmente destinado a la celebración dominical. Garantizamos aquí un comprendio de la carta. Juan Pablo II admite que «muchas de las medites y sentimientos que inspiran esta carta apostólica han madurado a lo largo de mi servicio episcopal en Cracovia y después, tras asumir el ministerio de Obispo de Roma y Sustituto de Pedro, en las visitas a las parroquias romanas, realizadas exactamente de manera regular cada domingo de los distintos periodos del año litúrgico» (n. 3). Como ha señalado Mons. Pere Tena, presidente de la Comisión de Liturgia en la Charla Episcopal De españa, la carta es primordialmente catequética, y «este carácter catequético del archivo, que lo realiza especialmente simpático, es asimismo la clave para interpretarlo».

En la introducción, el Papa apunta que el domingo recuerda el día de la resurrección de Cristo: «Es el día de la evocación adoradora y agradecida del primer día de todo el mundo y al tiempo la prefiguración, en la promesa activa, del «último día», en el momento en que Cristo va a venir a su gloria y «va a hacer un novedoso universo» (cf. Ap 21,5)» (n. 1).

religión

En Jerusalén

El Domingo de Ramos tiene 2 dimensiones: la primera, el anticipo de la Pascua y del triunfo de Jesús, y la segunda, el comienzo de la pasión y muerte de Jesucristo . Por una parte, está el grito del triunfo y la victoria, y por otro, la representación profunda de su pasión y muerte.

Y sucede que la procesión empieza en el Monte de los Olivos, a unos 1.8 km de Jerusalén, la localidad amurallada, la Localidad Santa de tres religiones.

Viernes Beato

El quinto día de la Semana Santa es quizás el mucho más representativo de la celebración y el que mucho más intensamente memora la vida de Jesús de Nazaret, ya que fue el día del martirio , crucifixión y muerte de Jesucristo.

Las liturgias solemnes de ese día acostumbran a abundar en ornamentos colorados y en instantes de silencio, ya que es un día de luto. El Viernes Beato y el Sábado Beato son los únicos días de la liturgia cristiana donde no se hace misa.

En el momento en que llega el Domingo de Resurrección, los católicos van a tomar misa festejando el regreso a la vida de Jesús.

Estos ramos son quemados hasta conseguir un fino polvo.

Deja un comentario