cual debe ser la relacion entre religion y ciencia

Para muchas personas la religión y la ciencia son 2 campos comúnmente enfrentados. Pero la verdad no es precisamente esa. Son los fundamentalismos, el espiritual y el científico, los que están empeñados en el combate de ámbas visiones de todo el mundo. Lo que pasa es que el fundamentalismo espiritual, con mucha continuidad, se ha impuesto extensamente a las sociedades en las que prevalecía una creencia religiosa, y daba la sensación de que no existía mucho más visión de lo espiritual que el fundamentalismo fomentado por las jerarquías eclesiásticas. Y ocurrió lo mismo con la religión católica y con el islam, el budismo o el hinduismo. Asimismo en el campo de la ciencia, varios, deslumbrados por los portentosos logros logrados en las ciencias naturales desde el Renacimiento, han abrazado el positivismo científico de una forma fundamentalista, estimando que toda la verdad se disminuye a eso que puede ser medido y comprobado experimentalmente .

Lo que la historia nos enseña son personas que hicieron aportaciones escenciales en el avance científico de la raza humana y que preservaban unas profundas opiniones religiosas: Copérnico era un monje polaco, Kepler era luterano, Newton era asimismo teólogo. Mucho más últimamente Georges Lemaître, que fue el primero en elaborar la teoría del big bang, era un sacerdote belga. Pierre Teilhard de Chardin, paleontólogo jesuita, tiene una visión profunda de la evolución que agrupa ciencia, filosofía y mística. Hace cierto tiempo leí un libro que se titula ‘Cuestiones cuánticas’, que transporta como subtítulo ‘Escritos místicos de los físicos mucho más conocidos de todo el mundo’. Tiene relación a las inquietudes espirituales de los desarolladores de la física cuántica. Cito como un ejemplo unas expresiones de Max Planck, padre de la novedosa visión de todo el mundo que nos da la física actualizada. Planck redacta: “La ciencia nos acompaña, ya que, hasta el umbral del ego, y nos deja dejados a nosotros….Pero el imperativo categórico ?esto es, el dictado del deber? es el principio orientador de la vida. Aquí el intelecto debe ceder el sitio al carácter, y el saber científico a la fe religiosa”.

cristo

Para comprender mucho más

Puedes agrandar la información con la bibliografía y elementos libres.

Ética, ciencia y religión

La ciencia puede considerarse como una actividad humana y como una manera de conocimiento. En el primer caso, como toda actividad humana, cabe preguntarse si su práctica debe ajustarse a las normativas de la ética y en el segundo si sus entendimientos aportan algo a estas normativas. Lo primero se aplica asimismo, con mayor fundamento, a la técnica como app práctica de la ciencia a las distintas pretensiones humanas.

Por otro lado, toda religión comporta normativas de los hábitos y tiene, por consiguiente, una dimensión ética. De esta manera, el inconveniente ético es ineludible al tratar las relaciones entre ciencia y religión. Las dos influyen en el campo de la ética y esto puede conducir a roces y enfrentamientos entre sí.

Categorías diferentes

Primeramente, cabe decir que nos encontramos frente 2 enormes fuerzas que tienen una gran predominación en el hombre: la fuerza de nuestras intuiciones religiosas y la fuerza de nuestro impulso por las visualizaciones exactas y las deducciones lógicas. Cierto que la ciencia como la religión son elementos fundamentales de la civilización y su relación fué fundamento de enfrentamiento muy complejo y continuo. No obstante, tenemos la posibilidad de asegurar que estas realidades no son opuestas o contrarias en sí, sino es el hombre quien las ubica en oposición o colaboración, o las hace dependientes o independientes.

Mencionamos que no probablemente halla choque o contradicción entre la fe y la ciencia por el hecho de que sus tratados forman parte a diferentes escenarios o categorías. Coloco una comparación: es como decir que entre la poesía y la química no probablemente halla choque o contradicción, por el hecho de que sus materias forman parte a categorías totalmente diferentes, y los elementos que se mueven en distintas categorías jamás de los nunca tienen la posibilidad de chocar. Otro ejemplo es el tema tan discutido de la creación, en el que muchos aseguran que la ciencia “desmiente” a la Biblia. Nuevamente, en un caso así no existe tal contradicción, en tanto que la ciencia nos responde a el interrogante de de qué forma se efectuó la creación, al paso que la fe nos responde a el interrogante de quien efectuó la creación. Si los temas forman parte a categorías diferentes de conocimiento, entonces no se tienen la posibilidad de contrariar.

Deja un comentario