creer en una religion es una perdida de tiempo

Resumen ejecutivo

La constitución establece la independencia de religión y opiniones. Uno concordado con la Santa Sede destina el catolicismo de roma como religión oficial del estado y prolonga a la Iglesia Católica permisos particulares que no se dan a otros movimientos religiosos. Estos tienen dentro financiación para costos, incluyendo la administración y la construcción, salvedades de visa y exenciones de aranceles aduaneros. Ciertos integrantes de conjuntos no católicos afirmaron que no aprobaban la prioridad del gobierno por la Iglesia católica, la carencia de protección legal explícita para las iglesias alén de lo que disponía la constitución y el régimen de las iglesias no católicas como organizaciones no gubernativos (ONG ). Según representantes de conjuntos no católicos, un emprendimiento de ley para registrar y regular a las entidades religiosas, si se aprueba, podría achicar lo que caracterizaron como un trato dispar de los movimientos religiosos. El presidente Luis Abinader dividió los deberes del directivo de la oficina ejecutiva al cargo del alcance en la red social cristiana, con un directivo inspeccionando la llegada en la red social protestante evangélica y un segundo directivo inspeccionando la llegada en la Iglesia Católica .

¿Probablemente halla una reversión de las tendencias de alejamiento de la fe?

“No entendemos en concreto qué está impulsando todo lo mencionado”, ha dicho Kramer. “Existen algunas teorías que tienen sentido, pero todavía no entendemos seguramente cuáles son las causas primordiales del fenómeno”.

cristo

En la medida en que los estudiosos procuran dilucidar los probables caminos para el futuro, ellos procuran sostener presente que hay datos que ellos no tienen. Extrapolar las tendencias no enseña el género de acontecimientos trágicos que tienen la posibilidad de mudar a las generaciones.

¿Un país que pierde su religiosidad?

Los millennials son la generación donde mucho más aumentó el porcentaje de personas sin religión, primordialmente en Baja California, Quintana Roo, la CDMX, Tamaulipas, Chihuahua y Sonora. En varias zonas de México, indudablemente en el próximo censo observaremos tantas personas sin religión como personas católicas, afín a eso que se aprecia en Francia y en ciertos otros países.

Ni en todas y cada una de las entidades ni en todos y cada uno de los conjuntos de edad la población sin religión aumentó. En verdad, en una gran parte del Sur y Sudeste mexicano (excluyendo Quintana Roo y Yucatán) el porcentaje de personas que reportan no tener religión se redujo entre 2000 y 2020. Por servirnos de un ejemplo, en 2020, 9% de la gente de entre 55 y 59 años de Chiapas reportó no tener religión. No obstante, el 13% de la población de este conjunto hace 20 años (con una edad de entre 35 y 39 años) reportaba no tener religión.

Deja un comentario