como se llamalaprimera mujer de adan segun la religion judia

Varios se preguntan por qué razón Jesús adoptó una situación recia con en comparación con matrimonio y no entendió que en ocasiones las relaciones fallan. Pablo y los evangelistas tradujeron su mensaje a un contexto cultural distinto. ¿Qué puede llevar a cabo la Iglesia el día de hoy? Un día se aproximaron a Jesús los fariseos y le preguntaron exactamente en qué casos el hombre podía divorciarse de su mujer. Jesús les respondió que jamás, por el hecho de que el hombre no puede dividir lo que Dios ha unido. Los acólitos respondieron molestos, y contestaron que si esta era la situación del casado en relación a su mujer, era mejor no casarse. Pero Jesús añadió que, si bien ellos no lo comprendieran, esta era una exigencia primordial para ingresar en el Reino de Dios (Mt 19,1-12).

Tras 2 mil años, esta oración de Jesús todavía es la base donde se asienta la doctrina marital de muchas Iglesias cristianas, que prohíben a sus integrantes divorciarse y volverse a desposar bajo pena de negarles la comunión. ¿Pero por qué razón Jesús aceptó una posición tan recia frente al matrimonio? ¿Quizás el profesor bueno y  comprensivo no se percató de que en ocasiones las relaciones de las parejas fallan, y que varios tienen necesidad de rehacer sus vidas y regresar a querer? ¿O es este el único tropezón del que un católico es imposible alzar y volver a empezar? Para transcribir el misterio, es requisito investigar de qué forma se practicaba el divorcio en los tiempos de Jesús.

Conclusiones.

Lo que se quiere enseñar con este producto es de de qué manera la construcción del mito, que viene de la tradición oral y que afirma legitimar instituciones y la visión de la sociedad hacia estas instituciones sociales (Graves, 2004, p 3), crea arquetipos y modelos que son asumidos como corrientes en la sociedad, esto es, los mitos edifican realidades sociales sobre puntos específicos de nuestra vida diaria y que aceptamos como propios y reales.

El mito de Lilith es solo uno de los múltiples ejemplos de de qué forma mediante la tradición, y del mito en la civilización hebrea, se legitima un modelo de dominación sobre la mujer construido desde la visión del hombre a tanto en el momento en que una mujer ha de ser y actuar, y, además, estableciendo el pertinente castigo a su rebeldía.

Deja un comentario