como se llama la persona cree en una sola religion

Si bien la mayor parte de los hispanos en USA prosigue correspondiente a la Iglesia Católica Romana, el porcentaje de católicos en la población hispana está reduciendo, al tiempo que un creciente número de hispanos afirma que es protestante o no estar afiliado a ningún religión. Ciertamente, prácticamente uno de cada 4 mayores hispanos (24%) dejó de profesar la religión católica, según una esencial encuesta efectuada por el Pew Research Center en todo el país donde participaron mucho más de 5.000 hispanos.

Juntas, estas tendencias proponen que se está generando alguna polarización religiosa entre los latinos estadounidense (el grupo más nutrido minoritario del país) con la decreciente mayoría de católicos hispanos que llenan un espacio intermedio entre 2 conjuntos cada mayores, los protestantes evangélicos y los no afiliados, que llenan los 2 extremos del fantasma espiritual estadounidense.

Síndrome de sobreculpa religiosa

Padecen este síntoma esos fieles que viven la religión más que nada como fuente de culpa. Llega al límite nivel a lo aprensivo, contemplado en la teología ética. Los escrúpulos son un trastorno de la conciencia que san Alfonso definía como aquella “que por fundamentos leves, sin causa o fundamento razonable, de manera frecuente teme el pecado donde en verdad no existe”. Y esto actúa tanto en el discernimiento que antecede a la acción como después, en el temor a haber hecho pecado mortal.

Es siempre y en todo momento fundamental la distinción entre la escrupulosidad verídica y la transitoria (que puede ser solo un instante del desarrollo de la persona) y, más que nada, de la conciencia mojigata, que procura eludir el mal aun a sus formas menos graves. La conciencia mojigata es libre de la angustia y de la incapacidad de hallar la paz interior, que distingue, en cambio, la conciencia aprensiva.

Los evangélicos y su nivel educativo

En lo que se refiere al nivel educativo, el estudio de CONICET apunta que las corrientes evangélicas son mucho más populares en conjuntos de menor nivel educativo. Son mucho más de un 26% de quienes carecen de estudios y mucho más del 21% de los que cursaron el primario. Los conjuntos sin religión, en cambio, son mayoría entre los de mayor nivel educativo, siendo un 27% de los que tienen estudios universitarios. El estudio señala que hay una inclinación creciente a la población a estimar que el Estado y la religión habrían de ser 2 entes separados.

“En lo que se refiere a nivel educativo, tienen exactamente las mismas peculiaridades que tiene su ámbito popular, y también insisto en que principalmente está en los ámbitos populares. Pero recientemente hay mucho más conversiones en las clases medias, que debe ver, en parte, con la vocación de los evangélicos de medrar en estos campos sociales, y asimismo que hay un grupo de pastores que vino medrando socialmente, han ascendido socialmente, entonces tienen otros territorios de implantación”, enseña Semán.

Deja un comentario