como se encuentra la clase de religion en otros paises

1. Introducción

La enseñanza religiosa en la escuela pública es un tema de particular importancia dadas las distintas críticas que provoca y los distintos modelos que logramos hallar en países de nuestro ambiente. De ahí que, un análisis comparativo es atrayente para ver de qué manera estos modelos comprenden y encuadran esta asignatura en sus sistemas académicos. También, debe tenerse presente que esta cuestión se sumerge de lleno en el contenido de principios de índole constitucional, con lo que la justificación de su estudio incrementa.

¿Exactamente en qué puntos resaltaría el interés formativo de la religión para la gente individual y socialmente?

El interés formativo de la religión y el beneficio que se puede conseguir de esta materia es extenso. En ese instante me limitaría a indicar los tres siguientes. Por una parte, es un factor fundamental de la civilización general. La aproximación a la religión es primordial para comprender la historia, la filosofía o el arte.

Seguidamente, sabiendo que la religión ha contribuido a conformar nuestra cultura, lo que en este momento se los conoce como valores éticos o civiles hallan su origen en las habituales virtudes. De ahí que, el estudio de la religión nos va a ofrecer una visión rica y profunda de estos valores que va a ayudar a que quienes la estudien tengan hábitos asimismo mucho más civiles. Para finalizar, y de forma directa conectado con esto, la antropología o término del humano que transporta la religión va a facilitar que el estudiante tenga un alto término del resto personas (esto es, del prójimo) que le lleve a respetar la dignidad y la independencia, por el momento no verle como un ser inferior, o un elemento del que sacar un preciso beneficio. Al fin y al cabo, estoy persuadido de que la religión y su estudio tienen la posibilidad de contribuir con efectividad a eliminar varios de los males y nosologías de la sociedad de la cual formamos parte y que tengamos la posibilidad crear entre todos un planeta mejor.

Solo 2 países no abonan a los instructores

En España, es precisa la Declaración Eclesiástica de Idoneidad (DEI) concedida por el obispo a fin de que un instructor de Religión logre ejercer. No obstante, es el Estado quien paga a los enseñantes, como a los del resto de materias. Una situación que es exactamente la misma en todos y cada uno de los países de la UE que dan la materia de Religión, excepto Alemania y Bulgaria, donde son las propias Iglesias las que tienen que hacerse cargo del sueldo de los instructores.

No obstante, en los distintos sistemas académicos, el perfil jurídico profesional de los enseñantes de religión no es homogéneo. Los enseñantes cristianos dependen de sus respectivas Iglesias, pero sus vínculos con las gestiones no son iguales, como asimismo lo son los currículos académicos de capacitación y de cualificación profesional.

Objeto de polémica

La enseñanza de la religión en la escuela pública italiana es objeto de polémica: católicos y asimismo ciertos intelectuales laicos como Umberto Eco estiman que el saber de la Biblia y de la religión católica es esencial por el hecho de que forman una parte del patrimonio histórico, cultural y artístico de Italia. No obstante, ámbitos laicos, y asimismo en ciertos entornos religiosos, estiman que la enseñanza de la religión está en contraste con la laicidad establecida en la Constitución de la República italiana.

La Charla episcopal italiana reconoce una fuga lenta pero implacable de estudiantes de la clase de religión, gracias a la secularización de la sociedad ahora la creciente presencia de alumnos extranjeros. Apunta que precisamente un diez% de los alumnos se ausenta en el momento en que empieza la clase.

Prestigio alén de sensibilidades

Esta base común de entendimientos globales, dados en la escuela pública, completaría la enseñanza de la religión católica en las academias privadas, que disfrutan de enorme prestigio, alén de las sensibilidades religiosas familiares.

Muchas academias y también institutos católicos están frecuentados por hijos de familias laicas, judías y musulmanas, que piensan oportuno educar a sus hijos en enormes instituciones pedagógicas del Arzobispado de París. En múltiples academias, en París, aun se proporciona a los estudiantes una dieta gastronómica amoldada a las convicciones religiosas musulmanas de ciertos estudiantes.

Deja un comentario