comentario en religion digital sobre el celibato de los sacerdotes

Hace unos días que el sacerdote polaco Zrzysztof Charamsa propagaba frente a los medios que es homosexual, y presentaba al hombre con quien sostiene relaciones. Poco después el Vaticano anunciaba que sería retirado de los cargos y responsabilidades que tenía, ciertos de ellos en exactamente la misma Santa Sede. Este tema muestra múltiples concretes de los que poder charlar bajo distintos puntos de vista, como ahora se hizo en los medios y en las comunidades. Aquí solo pretendo una pequeña aportación desde el Derecho Canónico.

El canon 1395 §1 del Código del Código de Derecho Canónico (CIC) tiene relación a distintas ocasiones para las que está sosprechado separar de sus cargos y oficios al sacerdote que esté en alguna. La regla no relata directamente y explícita casos como el del P. Charamsa, pero pertence a las ocasiones que encajan. No obstante, exactamente el mismo canon llevaría a exactamente la misma medida que se ha adoptado si fuera una convivencia con una mujer. Desde ahí, tenemos la posibilidad de decir que con él no se tomó una resolución que logre considerarse discriminatoria hacia los gays. La diferencia sería que, si la convivencia es con una mujer, la medida puede adoptarse aun en el supuesto de que esta relación no tenga trascendencia pública; en cambio, siendo con un hombre (como sucede con otras ocasiones que comprende la regla), la medida está sosprechada para el en el caso de que permanezca esta notoriedad. Es evidente que esto aquí no falta, y por resolución propia del P. Charamsa.

La Iglesia católica convocada en Sínodo

En el tercer mes del año de 2020 se anunció que Francisco deseaba festejar en el mes de octubre de 2022, la XVI Reunión General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. El lema sería «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión». No tanto por la pandemia de COVID-19, sino más bien por utilizar una modalidad nueva el Sínodo “se extendió”. Se festejaría en tres fases entre octubre de 2021 y octubre de 2023. La primera sería diocesana; la segunda, continental; y la tercera, universal. Se prevé la redacción de 2 Instrumentum laboris diferentes. Asimismo que se involucre al pueblo de Dios en un desarrollo cuyas claves son la participación, la escucha y el discernimiento.

En 2015, con ocasión de cumplirse el 50 aniversario de ser instituido el Sínodo de Obispos, Francisco no definió palabra “sínodo”, sino ha dicho el contenido que laicos, pastores y el obispo de Roma andan juntos. «Un término simple de expresar, pero no tan simple de poner en práctica», aceptó.

Deja un comentario