clase de religión footprints el camino de tu vida

Hoje faz um ano que logró Osírio.

Eu se encontraba caminando, me meio à región rural, por una estradinha de tierra que perpassava plantaciones y pequeños pastos de criação de gado. De súbito, avistei, longe de mimo, um velo que nutría algumas vacas. Siendo un tipo atrayente, pegue a máquina fotográfica y caprichei no zoom, para aproximarlo. El logo siente a manobra y pasó a fazer sinal como las mãos. Comprendí que se encontraba protestando, por mengua invasão, y esbocei um ademán de pedido de excusas. Hice mención de continuar me frente, pero ele acenou cuanto mucho más fuerza ainda, chillando alguna coisa que tu não lograba oír directo. Vea que él venía me mengua dirección y resolvió aguardarlo. Elle fui chegando perto, muito devagar, o caminar claudicante, amparado me um bastão rústico, y acompanhado de um cão. Ousei um pouco mais y saquee novedosas fotografías, sem que él percibiese. En el momento en que se acercó, olióme, por un corto y demorado momento, y perguntó se él era peregrina y de donde viña. Respondí que sim, peregrina, y que era brasileira. «¡Brasileira!», susurró ele, num meio sorriso y ainda me observando como muita atención. Então olhou para minha câmera fotográfica y solicitó por ver a las fotografías que eu había acabado de tirar. Muestre en las fotografías. En relación seguraba mengua câmera, junto comigo, ese homem se apresentó – Osírio – y me contó que tenía 86 años y que una sola vez había salido de aquel sitio, donde vivía desde el momento en que nascera. Saíra, precisamente, para proceder a Santiago de Compostela, de carroça y depósitos de trem, me uma excursão escolar, en el momento en que tinha 14 años de idade. Osírio tiró, então, duas nozes do bolsa del casaco y se puso me mengua mão. Solicitó que les dejaran entre las años pesadas de Santiago, en la Catedral, en el momento en que chegasse me Compostela. «A outra – disse-me y también ele – va a ir alzar como você, en Brasil, pois nela va a haber um pouco de mimo, que proponga y cuello essa noz. El irei en Brasil nesa noz.» De pronto ali se encontraba eu, perpleja, de boca abierta, como aquel hombre me olía estable y decidido. Então responda «Sim, naturalmente, harei como você pediu». Osírio me entregó a câmera y fez mais uma solicitación: «Apague esta fotografía me que aparezco sem mis dentes. Tire uma, fue 2 mis olhos, que son azuis como nosotros suyos.» Y eu o atendí.

El Sendero (Drama,

El Sendero pertence a las películas mucho más ovacionadas del Sendero de Santiago, indudablemente. Un día, en Tom Avery (Martín Sheen), un respetado oculista viudo, le comunican que su hijo Daniel, con quien jamás tuvo buenas relaciones, está muerto en los Pirineos en el transcurso de un temporal. Tom, desértico, viaja a Francia y, en el momento en que descubre que su hijo hacía el Sendero Francés de Santiago, escoge terminar la ruta en su honor

Footprints

Traducido como huellas, Footprints es un reportaje basado en la historia real de once peregrinos estadounidenses que se conocen días antes de comenzar el Sendero de Santiago lo hacen en contestación a un aviso anunciado en Arizona por un sacerdote que busca personas prestas a caminar 1000 km en 40 días El reportaje, de 89 minutos de duración, se apoya en un guion escrito por el directivo Juan Manuel Cotelo (La última cima, Tierra de María) y Alexis Martínez, respons able del montaje y fotografía. La película Footprints nos deja acompañar a este conjunto de peregrinos en el paseo por el Sendero del Norte. Desde la salida a Hendaya hasta su llegada a Santiago. Quien haya visto de antemano alguna película de Cotelo descubrirá que Footprints no es una salvedad a su estilo. Prosigue la línea de trasmitir ideas y valores cristianos de una manera de hoy. Pero este enfoque espiritual no debe echar atrás a esas personas que no sean fieles y deseen entender mejor el Sendero de Santiago, puesto que los principios que lleva a cabo la película son universales y nos van a hacer pensar.

religión

Y aquí vendría el interrogante de quién vió muchas películas de este tema: ¿nos encontramos frente a un reportaje mucho más del Sendero de Santiago? ¿Por qué razón debemos ver Footprints?

  • El sentido escencial que desprende la película

    El reportaje comienza con el nacimiento de un niño que marca con la suela del pie, pintada de azul, un cuaderno. Su primer paso o huella. A continuación, se ve la evolución del niño caminando hasta transformarse en un joven que se pregunta: ¿dónde dirijo mis pasos en la vida? ¿Cuál es la misión que persigo? Comencemos ya que con una propuesta universal, la actitud que todo humano, en algún momento, tiene frente su destino y frente su vida. Una oración que tiene eco en esta parte es, en referencia al Sendero de Santiago, que “ningún caminante queda defraudado”. Exactamente la misma en la vida, quien se pone en marcha va encontrando respuestas.

  • La reflexión sobre el mal en nuestra vida

    Botellas, inconvenientes de diverso tipo, adversidades físicas o interiores… El sendero nos prueba, nos hace elegir entre detenernos frente a la adversidad o seguir y sobrepasar nuestras adversidades. Como afirma en un instante del vídeo el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla: «lo mucho más genuino en la vida es lo que haces en el momento en que te hallas probado en la crisis, en las adversidades». Una bella similitud entre el Sendero de Santiago y el sendero de nuestra vida.

  • Las historias que hay tras los peregrinos

    Acorde avanza el reportaje, vamos conociendo mucho más de la vida y los inconvenientes que arrastran a los personajes principales. Cada individuo es diferente y cada una transporta en la mochila, aparte de los elementos personales, una carga escencial, lo que le marcó en la vida y que ha aprendido a sobrepasar. La cercanía y calidez con la que están grabados estos instantes nos hace participantes de la peregrinación, llegando a sentir que “andamos con ellos”.

  • La necesidad de silencio

    Un factor sobre el que se enfrentamiento y piensa en Footprints es el silencio. Nuestra necesidad como humanos de hallarnos con el silencio. Lo que en nuestra vida diaria eludimos por todos y cada uno de los medios. Para conseguir las respuestas, conocernos mejor, oír la voz de Dios… Es requisito buscar este ámbito. Y en el Sendero, si bien vayas acompañado, te encaras a largas horas contigo. Sin más ni más estruendos que el de la naturaleza que te envuelve.

  • La relevancia del respeto entre compañeros y del conjunto

    Peregrino no es el egoísta, lo que solo piensa en competir, en lograr su misión. Peregrino es el que sabe amoldarse y animar a quienes tienen mucho más contrariedad para caminar. Quien sabe colaborar y regularse con el resto de compañeros y busca el bien común. En la película existen varios instantes donde los personajes principales tienen que elegir qué llevar a cabo a fin de que el conjunto camine unido y no se disperse tanto… Y la solución que toman es bastante buena.

  • Alegría

    Exactamente la misma en otros trabajos de Cotelo, Footprints despilfarra “buen rollo”. Alegría, humor… reacciones positivas que conviven con la dureza del Sendero, el ahínco por venir a la misión, el cansancio. La alegría que experimentan los paseantes al llegar a la plaza del Obradoiro traspasa la pantalla. Prácticamente nos sale decir con ellos «llegamos». Y eso que tan solo estuvimos sentados en el sofá una hora y veinte minutos. Al finalizar el reportaje, la sensación que tiene el espectador es que estuvo observando una aventura grande y hermosa.

  • Las animaciones

    La vida de San Jaime y la de San Francisco de Agarráis van representadas a través de unas historietas animadas que agilizan el ritmo del reportaje y le dan lozanía. Una manera original de notificarnos. Hilada realmente bien con el relato que nos relata la cinta. En Youtube podeis ver la animación que hicieron de Santiago, la compartimos en este link.

  • Unión con la naturaleza

    Footprints nos traslada a los más destacados rincones naturales del Sendero del Norte. Frente a la escultura de San Francisco de Agarráis, en Santander, se enseña que una de las razones por las cuales se escogió esta ruta era por los panoramas y la conexión con la naturaleza que tenía. Siempre y en todo momento intentando encontrar el cariño a los animales y la comunión con la creación que tuvo Francisco.

Deja un comentario