celebración del día de muertos en la religion católica

Así sea que estén en su país de origen o en USA, muchas familias hispanas se reúnen de año en año el 2 de noviembre para festejar el Día de los Fallecidos, asimismo llamado Día de Muertes y Día de los Leales Finados, fecha donde recuerdan a sus conocidos cercanos que han fallecido y rezan por el reposo de sus ánimas. Se festejan misas en los cementerios para los feligreses que visitan y decoran las tumbas de sus familiares finados. En su casa, las familias edifican altares, asimismo populares como ofrendas, adornados con símbolos cristianos.

Varios católicos angloamericanos tienden a sentirse incrédulos dada esta celebración en el momento en que ven calaveras y altares. De manera afín, los católicos hispanos tienden a sentirse incómodos en el momento en que ven decoraciones o acontecimientos relacionados con el “Halloween”, palabra cuya traducción directa en castellano es “noche de brujas”, al tiempo que en inglés es una contracción de “All Hallows’ Eve” , que en castellano significa la víspera del Día de Todos y cada uno de los Santurrones, festejado el 1 de noviembre.

Día de los leales muertos en México

En México, el 2 de noviembre, se frecuenta ornamentar las tumbas de los muertos en los panteones con flores, papel picado, veladoras. Aquí sus familiares pasan tiempo velando los cementerios así sea rezando o con algo de música.

Asimismo se habitúa a poner ofrendas en las viviendas con distintos elementos como son la flor de cempasúchil, incienso, copal, productos y comida preferida de sus finados, entre otras muchas cosas.

Realmente pocas personas conocen que la celebración cristiana del Día de Todos y cada uno de los Beatos procede de esta celebración

Con la llegada del 2 de noviembre se festeja en México el Día de los fallecidos. El origen de esta celebración es de naturaleza prehispánica donde se honra la memoria de los fallecidos a través de ofrendas, altares y comida. Enlazada a las celebraciones de Todos y cada uno de los Santurrones y del Día de los Leales finados en la Iglesia Católica.

Si bien esta celebración tiene sus comienzos en las etnias que ya están antes de la conquista de españa, terminó concordándose con liturgias de la religión Católica. Es formidablemente habitual en México y en ciertos sitios de Centroamérica. Los primeros pueblos que habitaban estas tierras creían firmemente en la continuidad del alma tras la desaparición. Para la civilización Azteca la vida y la desaparición conformaban una parte de una misma situación, de ahí que los dioses, los mitos elementos y inmuebles estaban diseñados cerca de esta concepción donde la desaparición era la continuación del viaje de un difunto.

Una Iglesia, 3D

Para entender bien el concepto católico de las fiestas que vivimos cerca de nuestros finados, hay que comprender que la Iglesia Católica se distribuye en 3D:

Iglesia triunfante

¿Qué se festeja el 1 y 2 de noviembre?

La celebración del Día de Muertes se distribuye en 2 partes derivado de la fusión que se produjo entre las tradiciones prehispánicas y las católicas:

  • 1 de noviembre: Se festeja el Día de Todos y cada uno de los Beatos, en el que se rinde homenaje a los pequeños que fallecieron, tal como a la gente consideradas ejemplares. Este cortejo es predeterminado por el catolicismo para rememorar a los mártires de la Iglesia Católica.
  • 2 de noviembre: Se festeja el Día de los Leales Finados, fecha donde vuelven los mayores a su casa, asimismo es una tradición ornamentar las tumbas de los conocidos cercanos y también proceder a comer con ellos como en el momento en que vivían.

Deja un comentario